Evaluación: patrón común propuesto por la ONU, en 2015: Capacitación y Asesoramiento.

Las evaluaciones
en el sistema de las Naciones Unidas se han diseñado "para determinar la forma más sistemática y objetiva posible,
la pertinencia,
la eficiencia,
la eficacia e impacto de las actividades de la organización en relación con sus objetivos".

Info de Archivo

 Método con Sistematización y Seguimiento en red: Organizaciones de la Sociedad Civil - Emprendedores


La Evaluación en 2015, marcó un hito mundial en la transición a la sostenibilidad, entendida como un proceso colectivo, de conjunto, que sostiene lo reconocido y legitimado ... Nos ubicó ante los -ODM- 8 Objetivos de Desarrollo -Metas- del Milenio, destinados a los Estados entre 2000 y 2015 y nos puso de cara a los nuevos 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible -ODS- hasta 2030, que incluyen también la participación responsable de las Empresas.

Luego de analizar las alternativas para sustentar la sistematización de nuestra tarea en red decidimos instrumentar "lo que se aprende, se implementa" con la modalidad que llamamos Aprendizaje de Transferencia Inmediata -ATI- inspirada en el Aprendizaje-Servicio del ámbito educativo. Y nos aprestamos a abordar el nuevo paradigma de los -ODS- en líneas de capacitación, tutorías, asesoramiento, mesas de desarrollo local, para promover e instrumentar las competencias colaborativas de nuestro equipo.

La Red fija su punto de partida en el Proceso de Evaluación

Hablamos de Evaluación en RED "como una estrategia, en un escenario de acción que puede modificarse en función de las informaciones y acontecimientos que sobrevienen en las dinámicas cotidianas (Morin).

Desde este lugar, el sistema tiene las características del patrón socioproductivo: desarrollo endógeno (de adentro hacia fuera) con base en la evaluación de nuestro recorrido, y la creación de nodos productivos, conectando los primeros nodos que a modo de "islas" hemos facilitado, por nuestra cuenta y para terceros.
Más la implementación alineada a las nuevas consignas de rendición con el principio de materialidad que recomienda la GRI; el marco de los Derechos Humanos y Empresa y los estándares de medición de progreso que cuestionan la validez del PBI, ante el casi 10% que aporta la Economía Social y la reformulación de otros procesos en acreditación.

entre otros .

El contexto de la Red.
Los Objetivos de Desarrollo Sostenible -ODS- después de 2015 dan cuenta del avance importante en los Objetivos de Desarrollo del Milenio -ODM-: la pobreza mundial ha disminuido; más niños y niñas están escolarizados en la enseñanza primaria; ha descendido la mortalidad infantil; el acceso al agua potable aumentó notablemente; millones de vidas se han salvado gracias a inversiones específicas en la lucha contra la malaria, el SIDA y la tuberculosis ... Las Naciones Unidas colaboran con los gobiernos, la sociedad civil y otras partes implicadas para aprovechar el impulso generado por los ODM y mantenerlo con un ambicioso programa que se espera sea adoptado por los Países Miembros durante la Cumbre Especial sobre Desarrollo Sostenible de septiembre de 2015, en Nueva York. -
info completa aquí-

En agenda abierta, como hacemos desde 2006, impulsamos la Cultura del Diagnóstico:
partiendo de conceptos que parecen obvios, pero nos parecen significativos para evaluar.

La Responsabilidad Social es una iniciativa creada para equilibrar las inequidades mundiales.
Es una consigna para todos, con distintos grados y niveles; a mayor poder, mayor responsabilidad.
La RSE es la RS del sector empresario, poseedor del mayor poder económico.

1. hacerse cargo
2. dar cuentas
3. integrar los 3 valores
4. incluir Grupos de Interés
5. asegurar la continuidad
6. reportar los procesos con diferenciación de los impactos
(por resultados y por efectos)
7. qué escalas se van alcanzando
(familia, comunidad, país, región, planeta)

           

 

 

Las evaluaciones en el sistema de Naciones Unidas se han diseñado "para determinar la forma más sistemática y objetiva posible, la pertinencia, la eficiencia, la eficacia e impacto de las actividades de la organización en relación con sus objetivos."

Ban Ki-moon, Secretario General de las Naciones Unidas, en la apertura de la Reunión de Alto Nivel sobre "Resultados de la ONU: Qué estamos logrando. Cómo saberlo", el 16 de abril 2013 declaró que "Todos compartimos la responsabilidad de fortalecer la función de evaluación. Tenemos que afrontar el reto en varios niveles ".

Dirigiéndose a los embajadores en las Naciones Unidas, los jefes de las oficinas de evaluación de 43 agencias de la ONU y miembros del UNEG, Ban Ki-moon, también dijo que "La autoevaluación tiene que ser parte integrante de nuestro trabajo de gestión de rutina. Todo buen gerente debe hacer el esfuerzo de mirar hacia adelante y mirar hacia atrás, y determinar los efectos, intencionales o no, de nuestro trabajo." ... "La evaluación no es fácil. Tampoco es popular. Pero es esencial. El clima presupuestario y restringido actual, hace que sea más importante que nunca ". -info completa-  web oficial

Lista de los eventos en los que se aprobó la "Evaluación de la Antorcha" para discutir cuatro temas:


-agenda online-

  • La identificación de las futuras prioridades clave para la comunidad de evaluación global y poner en marcha el Programa de Evaluación Global 2016-2020

  • Cerrar la brecha entre la comunidad de evaluación (oferta) y la comunidad de los políticos (de la demanda), incluyendo parlamentarios, para asegurar una buena calidad, centrado en la equidad y evaluaciones sensibles al género, que son demandados y utilizados en la formulación de las políticas sociales

  • Incorporación de las evaluaciones centradas en la equidad y perspectiva de género en los Objetivos de Desarrollo Sostenible a nivel internacional, y en las estrategias nacionales de desarrollo a nivel nacional

  • El desarrollo centrado en la sensibilidad de las políticas de evaluación nacional.

 

2015 Año de Balances. Es el año que las Naciones Unidas establecieron para evaluar en qué medida se cumplieron los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) y, por tanto, se ha declarado el año internacional de la evaluación. Del mismo modo, y en el contexto de una elección presidencial, el 2015 también será para la Argentina un tiempo de balances.

La evaluación de políticas públicas es la herramienta de gestión que contribuye a determinar si se han alcanzado objetivos planeados y las acciones y estrategias preestablecidas. Permite determinar con criterios estandarizados cuál es el balance de una política pública o programa. Al afianzar la cultura de evaluación, un país genera las condiciones para acceder a información de balance de gestión constante y permite hacer los cambios necesarios para potenciar sus acciones y recursos. Por eso es clave fortalecer la cultura de evaluación de un país.

Para ser institucionalizada, en el nivel nacional la evaluación requiere voluntad política. ¿Cómo analizar el grado de avance de la cultura de evaluación de un país? Entre otras cuestiones, los expertos identifican la presencia de un discurso nacional sobre evaluación adaptado al contexto específico local, la existencia de la profesión del evaluador con sus sociedades profesionales activas o la proliferación de la realización de evaluaciones en las distintas áreas y ejes temáticos de las políticas públicas.

Latinoamérica está avanzando, con diferentes medidas, en el fortalecimiento de una cultura de evaluación. Recientemente, diversos gobiernos adoptaron la evaluación como un mecanismo válido para mostrar avances de gestión, como Brasil, con el Programa Bolsa Familia, y México, con el Programa Progresa-Oportunidades. En el caso mexicano, el programa de reducción de la pobreza sobrevivió al cambio de autoridades políticas porque la evaluación logró aportar pruebas de los logros alcanzados.

¿Qué medidas tomó la Argentina para institucionalizar la cultura de evaluación? Este año la Jefatura de Gabinete de Ministros de la Nación lanzó el Programa de Evaluación de Políticas Públicas, iniciativa que apunta a fortalecer capacidades del Estado en materia de evaluación. Asimismo, la Jefatura de Gabinete impulsó recientemente el seminario "Evaluar las políticas públicas para un desarrollo inclusivo", donde se debatieron los desafíos actuales en la implementación de la cultura de evaluación.

Estas iniciativas dan cuenta de las intenciones del gobierno argentino de institucionalizar una cultura de evaluación. Las medidas son celebrables, aunque es fundamental destacar que estas iniciativas requieren un impulso constante y voluntad políticas para afianzar la evaluación. Hacerlo permitirá difundir y legitimar los avances logrados, pero sobre todo ayudará a fortalecer la cultura de la transparencia y aumentará el acceso a información pública sobre el desempeño del Estado. Permitirá conocer qué se ha hecho bien y qué exige mayores esfuerzos o cambios de estrategia.

El 2015, año internacional de la evaluación, abre una nueva oportunidad para que la Argentina se comprometa y avance hacia una cultura de evaluación que consolide en el Estado una mayor transparencia, rendición de cuentas, voluntad de aprendizaje y mejora constante.
AdFuente: CIPPEC -nota completa-

 

Links específicos:


La agenda de desarrollo con posterioridad a 2015, luego de los Objetivos de Desarrollo Del Milenio

Objetivos Complementarios
-conectados-

        

Es la alianza mundial para fortalecer las capacidades nacionales de evaluación, a cargo de la agenda de actividades. Suscribe a la Promesa - Declaración de Chiang Mai: La Sociedad Civil Trabajando en Alianza para Mejorar la Evaluación.

1. Nosotros, los participantes del Foro Internacional EvalPartners sobre las Capacidades de Evaluación de la Sociedad Civil, reunidos en Chiang Mai, Tailandia, del 3 al 6 de diciembre de 2012, tenemos el compromiso de hacer de la evaluación un instrumento eficaz para promover y apoyar el desarrollo humano equitativo.
En representación de las Organizaciones Voluntarias para la Evaluación Profesional (VOPE) de nivel nacional, regional y global, así como a organizaciones de cooperación para el desarrollo, que conformamos el Foro, sostenemos una nueva alianza que tiene a la equidad, la igualdad de género y a la justicia social como valores centrales, alianza fundada en principios compartidos de colaboración, innovación, inclusión y derechos humanos. Compartimos los siguientes objetivos comunes:

2. Los esfuerzos de desarrollo funcionan mejor cuando son liderados y gestionados por los propios países, adaptando los diversos enfoques de desarrollo a sus propias situaciones y necesidades. Desde esta perspectiva, reconocemos que los sistemas y funciones de evaluación liderados por los propios países son vitales para que las intervenciones sean eficaces, eficientes y sensibles, y para que logren los resultados de desarrollo deseados, mejorando la calidad de vida de todos.

3. Las organizaciones de la sociedad civil en general, y las Organizaciones Voluntarias para la Evaluación Profesional en particular, deben desempeñar un papel clave e influyente para mejorar la calidad de la demanda de evaluación y el uso de sus resultados; y, en el desarrollo de la capacidades de autoridades nacionales y locales, así como de las comunidades, las ONG, las universidades y el sector privado, a fin de que respalden y apoyen las evaluaciones de sus propias políticas y programas.

4. El número de Organizaciones Voluntarias para la Evaluación Profesional ha aumentado a nivel global de apenas un puñado a principios de los años 1990 a un total de 135 en el año 2012. Tomando conciencia del gran potencial y experticia aportados por este crecimiento, nos comprometemos a cooperar para mejorar aún más las capacidades de las Organizaciones de la Sociedad Civil –y en particular de las Organizaciones Voluntarias para la Evaluación Profesional, especialmente las nuevas y emergentes- a fin de contribuir por medio de la evaluación a los procesos sustentables de desarrollo local, nacional y global.
Creemos que las Organizaciones de la Sociedad Civil y las Organizaciones Voluntarias para la Evaluación Profesional tienen las capacidades para influir y contribuir a un mayor desarrollo de los sistemas de evaluación a nivel nacional y local, y por lo tanto se encuentran bien posicionadas para participar estratégicamente y de manera significativa en los procesos nacionales de desarrollo. Influyendo en los responsables políticos, en otras partes interesadas y en la opinión pública, ellas pueden ayudar a garantizar que las políticas públicas, programas y procesos se basen en pruebas sólidas y que conduzcan a resultados de desarrollo eficaces y equitativos.

5. Nos comprometemos a trabajar juntos para lograr los siguientes cambios:
- Las Organizaciones Voluntarias para la Evaluación Profesional son más fuertes. Sus capacidades institucionales y organizacionales han mejorado;
- Las Organizaciones Voluntarias para la Evaluación Profesional son más influyentes. Están más capacitadas para desempeñar papeles estratégicos en el fortalecimiento de entornos propicios para la evaluación dentro de sus países, y así ayudar tanto a mejorar los sistemas nacionales de evaluación como a promover el uso de evidencias de evaluación en la generación de políticas orientadas a resultados de desarrollo eficaces, equitativos y sensibles a la igualdad de género.
- Las Organizaciones Voluntarias para la Evaluación Profesional desarrollan estrategias sostenibles para gestionar y llevar a cabo evaluaciones creíbles y útiles, mejorando las habilidades de evaluación, los conocimientos y las capacidades tanto de sus miembros como de los evaluadores en general.

6. Asumimos mutuamente la responsabilidad de avanzar e informar regularmente sobre los compromisos y acuerdos para llevar adelante el plan de acción para el año 2013, y la estrategia para declarar al año 2015 como Año Internacional de la Evaluación, como se acordó en nuestro Foro en Chiang Mai, así como sobre las acciones conjuntas posteriores a 2015. Somos conscientes que la cooperación sostenida y la adhesión a estos objetivos y principios comunes requerirá del apoyo continuo y dedicado de todos y cada uno de los participantes de esta iniciativa.
Tomamos esta empresa con un sentido compartido de responsabilidad y rendición de cuentas, con entusiasmo para aprender unos de otros a través del diálogo y la información compartida, y con respeto a los valores de la diversidad, la integridad, la igualdad de género, y nuestra común humanidad.
Chiang Mai, Tailandia, Diciembre de 2012