RSE - Desarrollo Sustentable - R Específicas - Perfil Educativo - Nuestros avances -  Preguntas frecuentes - Iniciativas - Mapa

Fundraising

Organizaciones de Fundraising en Argentina:
sus propuestas y artículos

 Aclaraciones Preliminares

AEDROS

Código de Ética del Donante

 

 Deducciones fiscales sobre donaciones

  Fuente de este apartado: Biblioteca Digital BID

 Captación de Recursos de la Sociedad Civil, PROHumana
  Rol del Fundraiser
  Nivel de Compromiso del Donante, James Austin
  Principios y Técnicas de Recaudación de Fondos
  Gobernabilidad a Escala Humana: Impuesto y Donación
  Proceso de Solicitud: Siete acciones previas, M.K. Carter
  El Dar y la Historia, adaptación Robert H. Bremner
  Normas y Declaración de Principios de la Recaudación
  de Recursos
(online)

 No, a las remuneraciones por porcentajes

 Si un empresario dona dinero, el otro ... B. Ross

 Org. sociales creadoras de empleo, Raquel Saralegui

HELPArgentina

Turismo Responsable

   Comunidad sin frontera, Postulación de Voluntarios

 Entorno social, organizacional, personal, Henderson

Dos aclaraciones
1. El presente contenido excluye la promoción comercial de los productos y servicios de la fuentes citadas. El enfoque de sus referencias, está alineado al exclusivo aporte instrumental de sus herramientas y a la posibilidad de inspirar nuevas opciones y adaptaciones en contextos eventuales (regionales y locales).
2. Esta sección contiene copias textuales de las fuentes de origen. Podemos no estar de acuerdo con todos los conceptos vertidos. En todos los casos estamos dispuestos a compartir las diferencias de interpretación u opiniones, que se nos hagan llegar a través de nuestro mail de  contacto

 

    Aclaraciones preliminares

El "fundraising" (captación de fondos) es una nueva modalidad en el soporte de las organizaciones sin fines de lucro. 
Es un modelo de incipiente profesionalización, pero con expectativas reales de crecimiento y desarrollo, que requiere mantener normas éticas de funcionamiento entre todos los actores que intervienen, la sociedad civil, las empresas y los sistemas de administración particulares.  
Si bien hay antecedentes históricos en la recaudación de fondos, que se correlatan con esta iniciativa, l
os métodos y estrategias que se utilizan hoy, se acotan a los nuevos paradigmas de la globalización, con diferenciaciones necesarias en las dimensiones culturales, económicas, sociales y ambientales.  Las demandas de interrelacionarlas, son nuevas exigencias de los mercados mundiales, bajo los parámetros de la Responsabilidad Social Empresaria y el Desarrollo Sustentable.
Necesario o cuestionado, el fundraising, es una alternativa global, que crece como esperanza posible, con una lógica de posicionamiento instrumental en las formas de captación de recursos para llevar a cabo los proyectos carentes de los medios necesarios y en las perspectivas de subvenciones sustentables de las empresas que suscriben a la Responsabilidad Social.  

Con el propósito de brindar información útil y clara,  definimos como destinatarios principales de esta sección, a ciudadanos activos en las problemáticas sociales, a emprendedores de proyectos comunitarios, a estudiantes de las ciencias sociales, contables y administración, a profesionales, a empresarios y por supuesto a ONGs.
Y con el mismo sentido, hemos distribuido el contenido inicial (porque iremos ampliándolo próximamente) ordenándolo según dos lineamientos particulares, diferenciados en la grilla superior, con colores.
En el primer apartado, hay una adaptación del documento Qué es el Fundraising, de la Biblioteca Digital del BID. Puede accederse al documento completo desde aquí.
En la segunda (color azul) hay notas y artículos de varias fuentes que se ocupan profesionalmente de promover, difundir, y ejercer el fundraising, que ofrecen propuestas afines o temas sobre los cuales reflexionar.

    La Captación de Recursos en la Sociedad Civil, Fundación PROhumana, Chile 

El fundraising o captación de fondos, entendido como las acciones de las entidades no lucrativas para financiarse mediante las aportaciones económicas o en especies de la sociedad civil, tienen en Europa una importante tradición en la ayuda mutua y un fuerte soporte dentro de la comunidad, existiendo diferencias sustanciales entre un país y otro.
No olvidemos que históricamente, las aportaciones de particulares y los donativos, son los que han permitido, que muchos países europeos como Francia, Italia y España, desde la construcción de catedrales hasta el desarrollo de los primeros establecimientos de beneficencia privada.
A partir del siglo XIX, tras la aprobación de la legislación sobre fundaciones y la denominada beneficencia particular, se produce un cambio significativo en el destino de los fondos particulares. Se pasa de financiar edificios de culto mediante un gran número de pequeños y medianos donativos, a financiar grandes equipamientos sociales y culturales a partir de las aportaciones de familias que, en la época, gozaban de una buena posición económica. Muchas de estas familias, se habían enriquecido, no lo olvidemos, mediante el tráfico de esclavos en el siglo XIX y sobre todo, gracias al estraperlo durante la primera mitad de este siglo.
En los años 60 se inician las colectas en la calle a favor de organizaciones como la Asociación Contra el Cáncer o la Cruz Roja. En este momento, también se inicia la utilización de las loterías nacionales como sistema de financiación para las actividades de estas organizaciones. Este es e contexto histórico para entender en muchos países como se ha desarrollado la captación de fondos, en muchos países esta está asociada a la caridad y a la beneficencia en sus formas más parternalistas, aún se ve como instrumentalización y justificante ideológico a los recortes del Estado del Bienestar.

¿Qué ha pasado en nuestro entorno para que esta visión negativa de la captación de fondos haya cambiado?. Más allá de las características paternalistas de la captación de fondos, se han producido dos cambios significativos que responden también a cambios ocurridos en la sociedad; quién da dinero y porqué lo da.
- El cambio en la captación de fondos lo lideran precisamente las organizaciones de cooperación al desarrollo, ONGs, que defienden causas como la lucha contra la desigualdad en los países en desarrollo, en un entorno en el que no hay discusión sobre el papel del Estado del Bienestar. Son las organizaciones y la sociedad civil las que han de defender y hacer todo aquello que sea posible por hacer un mundo más justo. En cualquier caso, el elemento crítico es si un Estado del Bienestar dentro de sus fronteras ha de ser agente causante de la desigualdad social en los países en desarrollo.
- El segundo gran cambio hace referencia a quién da, quién colabora económicamente en estas causas: ya el origen de los fondos no vienen necesariamente de las clases altas sino que ahora es visto como un acto de solidaridad que atraviesa todas la clases sociales . Es así como la captación de fondos, deja de ser la expresión de la beneficencia para pasar a ser expresión de solidaridad lo mismo ocurre con el voluntariado. Diversos estudios sobre la captación de fondos demuestran que, quien da soporte a las organizaciones no lucrativas son los de niveles de renta media-baja y que lo hacen en un porcentaje sobre sus ingresos muy superior a las rentas medias más altas.

En general, el panorama actual del fundraising en nuestro país presenta las características propias de un modelo de funcionamiento joven, poco desarrollado, poco profesionalizado, pero con una evidente capacidad de desarrollo y crecimiento si se saben mantener unas normas éticas de funcionamiento entre todos los agentes que intervienen, la sociedad civil, las empresas y los sistemas de administración de éstas.

 

   El Rol del Fundraiser

Los fundraisers son los responsables de la necesaria interacción y negociación con los donantes, que determinará el grado de autonomía ganada o perdida en el momento de captar la donación. 
En este sentido, representan, tanto desde la perspectiva de colaboradores externos como desde la de trabajadores internos de la organización, la cara visible del proceso de fundraising como máximos responsables de la gestión de las relaciones entre donantes y organización. 
El papel de estos profesionales en dicha relación ha de destacarse por su experiencia, conocimientos e información, y especialmente por su necesaria honestidad y profesionalidad, que debe hacer del fundraising una actividad digna, respetable y productiva.

En la profesión de captar fondos la perseverancia, utilizando la ética y los conocimientos técnicos, es muy importante. Estos se adquieren mediante la educación y la capacitación. 
La tareas del fundraiser es considerada una labor dura, que exige de los profesionales dedicados a ello, además de una sólida formación y capacitación, un compromiso y comportamiento éticos y honestos. 
En la actualidad, el fundraiser debe afrontarse al mundo de la captación de fondos cada vez más competitivo, dado que los potenciales donantes reciben cada día más peticiones de apoyo entre las que deben optar y, por otra parte, las organizaciones del tercer sector, en general están poco iniciadas e introducidas en los métodos y técnicas del mercado, y en los del fundraising más concretamente, se nos dibuja un panorama difícil para el desarrollo y ejercicio de la profesión.

Características y habilidades del fundraiser:
1. Compromiso con la causa
2. Habilidad para solicitar donativos
3. Capacidad persuasiva
4. Tener contactos o habilidad para hacerlos
5. Ser persistente: saber convertir un no en un sí
6. Confianza en sí mismo
7. Sinceridad
8. Habilidades sociales
9. Imaginación y creatividad
10. Habilidades organizativas
11. Sentido de la oportunidad
12. Capacidad de observación
13. Capacidad de análisis
14. Habilidades de análisis estadístico

     

     El Nivel de Compromiso del Donante

El universo de donantes es fundamental para la organización. Es la fuente principal en la captación de fondos de cualquier organización del tercer sector. 
El universo de donantes lo integran todas aquellas personas que han participado de algún modo en una organización: miembros activos, socios, contribuyentes, participantes, colaboradores, voluntarios y personas con intereses similares, ya sea en el pasado o en el presente. Personas vinculadas, que participan de manera activa en algunas de las actividades o dan su apoyo económico. Y por ello, están más próximas a la misión y valores de la organización.

Es importante considerar tres niveles de cooperación:
- Nivel Filantrópico: El nivel de compromiso y recursos es relativamente bajo, simple y carece de estrategia. El donante tiene una predisposición caritativa y el receptor, una actitud de gratitud. La relación, pone de manifiesto el esfuerzo de promover a la compañía como una institución responsable y generalmente la organización sin fines de lucro se muestra como una organización creíble que merece ese soporte.

- Nivel Transaccional: Implica interacciones que tienden a enfocarse en actividades más específicas, en las cuales existen una circulación o dos sentidos significativos de intercambio de valores. Las capacidades centrales de la organización comienzan a desplegarse y la "sociedad" es más importante que cada misión y estrategia. No es una simple transferencia de fondos. Este nivel puede acompañarse de actividades como los programas de marketing con causa, patrocinio de eventos, proyectos especiales, y el empleo de servicios voluntarios.

- Nivel Integrativo: En menor grado de desarrollo, este nivel refiere colaboraciones que comprenden alianzas estratégicas y un involucramiento profundo con la misión, una sincronización estratégica y una compatibilidad en los valores. Hay una interacción más frecuente y diversidad de formas para articular actividades ya emprendidas. Los tipos y niveles de usos de recursos institucionales son múltiples. No es fácil desplegar las competencias o capacidades centrales, pero combinadas se pueden crear combinaciones únicas y de gran valor. Este nivel de colaboración, algunas veces incorpora el desarrollo de mercados y a veces el marketing organizacional interno.

Cualquiera sea la estrategia para captar recursos, tiene como objetivo final: reforzar, fortalecer y fidelizar el compromiso, más allá del traspaso de dinero.
Fuente: Adaptación de "Connecting With Nonprofits" por James Austin, publicado en HBS Working Knowledge

 

    Principios y Técnicas de Recaudación de Fondos

Abstracto: Este documento proporciona orientaciones y sugerencias de métodos y principios para la recaudación de fondos dirigidos a la financiación de proyectos basados en la comunidad. La recaudación de fondos es una parte importante del fortalecimiento de OBCs, ONGs y comunidades; las contribuciones en dinero (o de otros tipos) son necesarias para que puedan continuar con las actividades que pretenden y han planificado. La obtención de recursos es, por lo tanto, una tarea deseable y digna; los recaudadores de fondos deben ser reconocidos y elogiados. La recaudación de fondos es un trabajo al que todo el mundo debe contribuir, y del que todos deben ser responsables.

Introducción
- Muchas de las técnicas y las aptitudes de la recaudación de fondos (algunas de las cuales se incluyen aquí) pueden ser o han sido adaptadas de la profesión comercial de la "mercadotecnia" (de hecho, muchas ONGs se refieren a la recaudación de fondos como "mercadotecnia"). Aunque mercadotecnia y conocimientos de negocios pueden ser valiosos, siempre se deben aplicar de una forma ética.
- Todos los recaudadores de fondos (remunerados o voluntarios) deben, primera y primordialmente, estar completamente convencidos del valor, integridad y beneficios de la organización y de las actividades para las que se emplearán los fondos recaudados. Estas orientaciones pueden modificarse en cada comunidad para ser adaptadas a las diferencias que caracterizan a cada una de ellas.

1. Principios de recaudación de fondos: Hay una diferencia entre principios de recaudación de fondos y técnicas de recaudación de fondos. Este documento estudia ambas. Esta sección se concentra en los principios.

1.1 La profesión de la mercadotecnia: Muchas de las aptitudes y técnicas de la recaudación de fondos utilizadas por las ONGs y algunas agencias de la ONU se han desarrollado y adaptado desde la profesión comercial de la mercadotecnia. Algunos (a menudo ajenos o fracasados de la profesión de ventas o mercadotecnia ) lo ven como una actividad cínica y engañosa. Quizá lo sea la forma en la que algunos la practican, pero no tiene porqué serlo, y con frecuencia no lo es. Si un professional de las ventas o la mercadotecnia cree sinceramente en el valor del producto, las ventas se pueden hacer honesta y éticamente. Los principios de sinceridad e integridad ética se aplican especialmente a la recaudación de fondos. La recaudación de fondos debe ser responsabilidad de los miembros de la organización, aunque pueden participar de formas diferentes. No tiene porqué dejarse sólo a los profesionales. Todos nosotros/ustedes, por lo tanto, debemos tener conocimientos sobre los principios y técnicas de la recaudación de fondos. Es recaudador de fondos, primero y principalmente, debe estar sinceramente convencido de la integridad de la organización, y del beneficio y valor de la actividad o proyecto de esta organización. Los donantes potenciales y anteriores detectan rápidamente la falsedad, falta de honradez y malversación de "su" donaciones.

1.2 Reconocimiento de las donaciones: El reconocimiento es primordial. Muchos donantes utilizan sus cesiones para ganar prestigio y honores en sus comunidades. El agradecimiento a cada donante es un precio pequeño. Asegúrese de que las comunidades que ayuda son conscientes del agradecimiento debido a todas las donaciones, y elogie a los donantes por su lealtad a la comunidad y por su donación tan necesaria y apreciada (en dinero o especies).

1.3 ¡Gracias! La palabra más importante en la obtención de fondos y en la gestión de una ONG, OBC o un proyecto comunitario exitoso es "¡gracias!".Muchos miembros de ONGs se han preguntado porqué el entusiasmo por sus actividades se ha enfriado, y los fondos han dejado de llegar, y a menudo, la causa está simplemente en que la ONG olvidó reconocer y dar las gracias a los donantes.

1.4 Informes de progresos: Más allá de un simple "gracias", los donantes quieren saber qué se ha conseguido con el dinero que han donado. La forma más efectiva de agradecérselo es un informe sobre los progresos. Los donantes tienen poco interés en sus actividades, están mas interesados en los resultados de estas actividades: ¿ha logrado, total o parcialmente, los objetivos que estableció cuando les pidió la donación? El CMP ha preparado otros documentos sobre redacción de informes; utilícelos y combine la redacción de informes con la obtención de recursos. La recaudación de fondos y la redacción de informes no son actividades independientes.

1.5 Integridad: Se debe mantener en todo momento un alto nivel de integridad. Esto se aplica a las actividades emprendidas por la organización en general y en especial a las de recaudación de fondos. Un aspecto importante de la integridad es la justificación absoluta. Todas las acciones deben estar justificadas, todos los fondos deben ser justificados. Esto significa informes narrativos y financieros completos, comprensibles y honestos, disponibles en todo momento a cualquier miembro del público.
La justificación va acompañada de la transparencia. El grupo no debe tener ninguna agenda secreta, y todas sus actividades y gastos tienen que ser públicos y honestos. Los registros de cuentas tiene que ser abiertos, y estar disponibles para que cualquier miembro del público los inspeccione en cualquier momento. No puede comprometerse la honestidad. Los buenos fines (metas u objetivos) de la organización no pueden ponerse en peligro a causa de los medios dudosos que se hayan podido emplear para conseguirlos. Estas personas responsables de implementar las actividades del grupo, incluida la de obtención de fondos, deben estar honesta y totalmente convencidas de la bondad del grupo y sus objetivos, y de la respetabilidad de los valores y beneficios del proyecto. Este nivel de integridad es esencial para el sostenimiento del grupo, la conclusión del proyecto y el beneficio de la comunidad.

1.6 La importancia de una actitud optimista: No todo el mundo es un donante. Alguna gente, agencias o grupos no podrán o no querrán hacer una donación a su comunidad u organización. Si no reconoce que el fracaso en la obtención de una donación de una fuente no implica que usted o su organización es un fracaso, se sentirá tentado a desanimarse y abandonar. No abandone. No se deje llevar por el desánimo; es un lujo que usted, su organización y su comunidad no pueden permitirse. Quizá experimente ocho rechazos, no renuncie porque a lo mejor el noveno o décimo intento le procurará la donación necesaria.

1.7 Cálculo y registro de las inversiones en el proyecto: Es importante mantener registros exactos de todos los recursos utilizados en un proyecto comunitario. A menudo, algunas donaciones (en especial las de trabajo comunal o suministros) se olvidan o infravaloran, y la cantidad real de las contribuciones comunitarias es mayor que lo reflejado en los registros e informes. Esta infravaloración constituye un detrimento por varias razones: (a) los miembros de la comunidad obtienen una menor estimación de su propia valía y esto redunda en una baja autoestima, (b) los donantes externos obtienen una menor estimación de la contribución comunal y esto puede hacerles reacios a seguir colaborando o (c) a reconocer el mérito de la inversión de la propia comunidad.
- Usted/nosotros tenemos que asegurarnos de que la OBC o el comité ejecutivo que está planificando la puesta en marcha de un proyecto comunitario reconoce el valor de los recursos ocultos de la comunidad. La comunidad debe hacer una estimación financiera exacta de los recursos donados -como el trabajo comunal de construcción, el trabajo especializado donado, el tiempo que han invertido los miembros de la comunidad y los líderes en reuniones de planificación o las donaciones físicas no monetarias. Hay que animar a la comunidad a identificarlos y registrarlos. estas estimaciones financieras se deben incluir en la estimación de costes de la propuesta de proyecto, y se deben registrar durante las actividades de construcción reales. Cuando se calcula el coste total de un proyecto basado en una comunidad, deben incluirse las contribuciones reales en dinero de los donantes internacionales o locales, gubernamentales o no gubernamentales y otros, además de las estimaciones de todas las donaciones no monetarias, sean en forma de objetos físicos, servicios, tiempo o energía humana.

2. Tipos y fuentes de donaciones: Esta sección describe las donaciones de una amplia gama de donantes potenciales, a excepción de las que proceden de agencias donantes que requieren propuestas formales (ésta se discuten en el documento "Adquisición de recursos"). Esta amplia gama de donantes potenciales significa que hay un amplio espectro de técnicas específicas que se pueden aplicar a los procesos de (a) identificación de donantes, (b) envío de mensajes a estos donantes y (c) recaudación de las donaciones. Sin olvidar (d) dar las gracias. Un folleto de taller complementario de esta sección es "Lista de comprobación de recursos internos"

2.1 Comunidades rurales versus comunidades urbanas: Hay varias diferencias en el énfasis de las técnicas de recaudación de fondos para proyectos, basadas en las distintas características de las comunidades. Las comunidades urbanas, por ejemplo, son habitualmente mayores, y por lo tanto, más fragmentadas o cismáticas. Las comunidades rurales pequeñas son más fáciles de organizar y unir, pero no hay garantías. Las comunidades urbanas sufren más cismas sociales (divisiones, facciones), y son más difíciles de organizar que las rurales, aunque en las áreas urbanas, los suburbios son más fáciles de organizar que los vecindarios ricos. Las donaciones en dinero son más fáciles de obtener en comunidades urbanas que en las rurales, las donaciones de alimentos o productos agrícolas son más comunes en las comunidades rurales.

2.2 Actos públicos de recaudación de fondos: Pueden tomar muchas formas. Los grandes actos comunitarios de recaudación de fondos pueden ser muy elaborados, con discursos de funcionarios notables y personas adineradas haciendo donaciones ostentosamente. Puede haber varias bandas, orquestas, grupos de danza, cantantes y coros de las escuelas comunitarias. En el este de Africa, la palabra "harambee" se utiliza para describir un acto de este tipo. (2)
- Nota (2): Un harambee no es necesariamente un acto comunitario; en la actualidad, las familias lo utilizan frecuentemente para conseguir los fondos para los estudios de sus hijos o para pagar gastos médicos.
- En el oeste de Africa, en especial en ciudades de provincias, el jefe de la villa preside el acto, que se compone a menudo de danzas, música de tambores y posesiones espirituales de los dioses o cultos locales. Estos actos tienen la capacidad de hacer volver a los emigrantes a sus ciudades de origen y, como los funerales, también sirven a otros propósitos diferentes a la recaudación de fondos, sobre todo a la relación entre los emigrantes para mantener su identidad como miembros de la comunidad, aunque residan fuera de ella. En estas ocasiones se establecen muchos contactos, que por ejemplo, pueden llevar más tarde a la formalización de matrimonios o asociaciones de negocios.

2.3 Donantes urbanos a comunidades rurales: La gente que ha emigrado a las ciudades mantiene vínculos con sus comunidades de origen. Este hecho puede ser aprovechado por las OBCs rurales. Un pequeño porcentaje de los emigrantes hacen fortuna en las ciudades y se les puede persuadir para que contribuyan al desarrollo de su comunidad natal. El sentimiento de culpabilidad por no estar en casa, o de lealtad a pesar de su ausencia puede dar como resultado importantes donaciones de los emigrantes urbanos ricos.

2.4 Donaciones comerciales: Las donaciones comerciales pueden incluir regalos de corporaciones o negocios que quieran hacer públicas sus buenas intenciones y su apoyo a la comunidad (que se les debe reconocer y agradecer en las reuniones públicas). Se debe instar a la comunidad a identificar formas para convencer a los donantes comerciales de que su apoyo al proyecto redunda en su propio interés (incremento de la publicidad y de la buena imagen del donante comercial, por ejemplo).

2.5 Trabajo comunal: Este es un importante recurso interno (que a veces incluye el trabajo de voluntarios externos). El trabajo comunal implica tiempo y esfuerzo donado por los miembros de la comunidad, alguno no especializado (como limpieza de solares o colocación de ladrillos), algunos especializados (carpintería albañilería), gestión, liderazgo, reuniones, planificación, supervisión. Es importante que usted/nosotros estimulemos a los planificadores y diseñadores de proyectos basados en la comunidad para que evalúen cuidadosamente el valor monetario del trabajo comunal donado. A menudo esta contribución es infravalorada, a causa de la ignorancia de su mérito o, aún más importante, como indicador de un reducido nivel de confianza y una baja auto evaluación del valor que dan los miembros de la comunidad a ésta.
- A veces, algunos miembros de la comunidad quieren ocultar sus recursos en la errónea suposición de que nosotros u otros sólo procuraremos recursos externos si creemos que la comunidad es muy pobre, y que se retendrán los fondos si se piensa que la comunidad tiene suficientes recursos propios. Tenemos que asegurarnos de que todos los miembros de la comunidad comprenden que es más fácil que obtengan fondos externos si demuestran que también ellos están contribuyendo con recursos internos.

2.6 Donaciones agrícolas: Los granjeros pueden donar alimentos para el proyecto: (a) para los trabajadores comunitarios que están colaborando en el proyecto, o (b) para que el comité ejecutivo los venda para conseguir fondos para el proyecto. También pueden donar otros productos de sus explotaciones (como madera, arena, piedra, productos no alimentarios) que se pueden usar directa o indirectamente para el proyecto.

2.7 Donaciones de preparación de alimentos: Aunque un granjero puede donar comida para el proyecto, ésta necesita ser preparada para su consumo. Otros donantes pueden ser gente que done la preparación de comida y refrescos para los miembros de la comunidad en los días de trabajo comunal. No olvide dar las gracias a los que cocinan y preparan los alimentos para los trabajadores comunales.

2.8 Contribuciones y promesas

2.9 Sorteos y loterías: Se pueden hacer contribuciones y promesas en los actos públicos de recaudación de fondos. Los participantes deciden si donar en una reunión o acto público. Sorteos y loterías, técnicas de recaudación de fondos basadas en el juego, convienen más a ONGs urbanas, bien organizadas y sofisticadas que a OBCs rurales, pequeñas y de reciente formación.

2.10 Donantes anónimos: Los donantes anónimos son benefactores que quieren mantenerse ignorados. Frecuentemente tienen razones personales ideológicas o religiosas, pero prefieren seguir en el anonimato.

Conclusión: Sean cuales sean nuestras acciones para estimular y asistir a las comunidades en la planificación e implementación de sus proyectos basados en la propia comunidad (incluyendo el cálculo de recursos financieros) , debemos tener presente lo siguiente, en todo momento, para guiar nuestras acciones: Recuerde siempre y trabaje hacia la meta general (la reducción de la dependencia); Guíe, sugiera, adiestre, elogie, informe; y No prometa, no suministre y no imponga.
- El cálculo de los costes de la financiación de proyectos basados en la comunidad debe ser justo y exacto, y las estimaciones no deben infravalorar las donaciones comunitarias no monetarias. Cuando se moviliza una comunidad para poner en marcha un proyecto de este tipo, tenemos que animarles a identificar una gran variedad de recursos externos (que reduzcan la dependencia de uno sólo donante), y a identificar y activar muchos de sus propios recursos internos (a menudo ocultos). Obtener recursos para un proyecto comunitario es una responsabilidad honorable y valiosa; hágalo con entusiasmo, integridad y confianza.

SIC www.scn.org/mpfc/. Fuente: Isabel Montraveta, F. Gabriel Sánchez y Ricard Valls (2002)Cómo captar fondos con éxito. Manual para Fundaciones, Asociasiones y ONGs. Colección Pojección, Barcelona.

 

   El Proceso de Solicitud de Subvención: Siete acciones antes de ponerse a escribir
   por Michelle K. Carter, redactora de solicitudes, traducción de Mª Lourdes Sada

Los siete pasos que se listan a continuación se pueden utilizar como guía para ayudarle a organizarse. La redacción de solicitudes va más allá que la simple composición de trozos de información de acuerdo a las orientaciones de los donantes. Es un proceso que requiere organización, especialmente si hay que respetar unos plazos. Con un personal reducido y un límite de tiempo, la organización es una necesidad. Para gestionar su tiempo de forma eficaz, antes de empezar a escribir debe establecer un plan para organizar la información sobre la subvención.

1. Identificar la necesidad o problema:
Los donantes están buscando formas de eliminar necesidades. Lo que significa reducir la "distancia" entre cómo son las cosas y cómo deberían ser. Debe preparar una declaración que corrobore sus necesidades, incluyendo datos estadísticos que las apoyen.

2. Recoja información sobre la situación:
Debe tener documentación inmediatamente disponible sobre su organización. Este conjunto de informaciones debe incluir la declaración de objetivos de su organización, una lista de logros, una lista de donantes anteriores y de programas subvencionados, el resumen del cuadro ejecutivo y declaraciones financieras.

3. Desarrolle un equipo de redacción de solicitud:
Identifique todas las tareas del proceso de redacción de la solicitud. Evalúe los conocimientos de cada miembro del personal para determinar quién será responsable de cada trabajo. ¿Quién llevará a cabo el estudio? ¿Quién se ocupará de la redacción? ¿Quién recopilará las informaciones sobre presupuestos? ¿Quién mecanografiará, hará las copias, etc.?

4. Estudie e identifique fuentes de subvenciones:
Muchas fundaciones tienen sitios web que suministran orientaciones e información para hacer una solicitud. También hay directorios impresos que listan miles de fundaciones y un gran número de agencias gubernamentales que proporcionan subvenciones. Cuando identifique a sus donantes potenciales, hágase estas preguntas: ¿los objetivos del donante coinciden con sus necesidades? ¿Cumple nuestro perfil las exigencias de selección del donante? ¿Hay posibilidades de conseguir una subvención? Cree un perfil de cada donante potencial

5. Contacte con los donantes potenciales:
Para obtener orientaciones y solicitudes, contacte con los donantes cuyas misiones coincidan con sus necesidades. Este contacto inicial es el primer paso para cultivar una relación con el donante.

6. Contacte con anteriores beneficiarios:
Generalmente, los anteriores beneficiarios aparecen listados en el sitio web del donante. Esta lista es la evidencia de lo que un donante en particular está interesado en subvencionar. Póngase en contacto con al menos tres de estos beneficiaries. Pregúnteles sobre su experiencia con el donante y por qué piensan que fue un éxito. Intente conseguir una copia de las solicitudes para utilizar como modelo.

7. Desarrolle un plan de elaboración de la propuesta:
Este plan debe incluir: una lista de sus metas y objetivos;
* un perfil de los elementos de la propuesta y quién es responsable de cada uno;
* una agenda de actividades que detalle quién hará qué y cuándo.
* una agenda de reuniones con el equipo de redacción de la solicitud

 

      Gobernabilidad a Escala Humana: Impuesto y Donaciones 

Son dos términos diferentes. Son dos caminos distintos. Pero ambos apuntan a un fin similar mejorar las condiciones de vida de una determinada comunidad. Nos referimos al impuesto y a las donaciones, dos lógicas distintas tras un mismo fin, pero también dos formas de gobernabilidad que en el actual contexto mundial conviven bajo un mismo techo.

En el texto Usos y Abusos del Concepto de Gobernabilidad, Cynthia Hewitt de Alcántara, Directora Adjunta del Instituto de Investigaciones de las Naciones Unidas para el Desarrollo Social, analiza desde una perspectiva crítica el uso del concepto y afirma que : "Aún cuando el concepto se aplica a muchas situaciones en las que no se observa un sistema político formal, no deja de implicar la existencia de un proceso político: "gobernabilidad" significa crear consenso, u obtener el consentimiento o aquiescencia necesaria para llevar a cabo un programa, en un escenario donde están en juego diversos intereses".
Aceptando el rol de gobernabilidad que le cabe al Estado en sus políticas de desarrollo social a través de la recaudación de impuestos, parece interesante analizar también de que manera el acto de la donación que entrega recursos a las organizaciones sin fines de lucro para ejecutar proyectos implica también un tipo de gobernabilidad.
Las donaciones de dinero y tiempo que se realizan a instituciones de la sociedad civil, o directamente a un sujeto beneficiario, por ejemplo una persona que pide dinero en la calle, parecieran conllevar un acto de acuerdo más cercano y libre, en que el beneficiario de determinado programa aparece con más claridad ante nuestros ojos y donde la misma decisión de llevar adelante el programa corresponde a cada uno de nosotros, como ciudadanos responsables.
Esto posibilita llenar de sentido el acto del acuerdo. El rostro del otro se nos aparece mientras decidimos u optamos por entregar parte de nuestro dinero o tiempo y nos agradece a través de un gesto o una palabra. No existe un intermediario que decida como administrar los recursos. Cada uno es un ente activo en la decisión. Decide cuánto, a quién, cómo y dónde realizar su donación. Esta libertad y contacto directo entregan un mayor sentido a nuestra responsabilidad. Sentimos que de nosotros depende. 

La nueva filantropía conlleva un nuevo tipo de gobernabilidad que sin sustituir el rol del Estado, lo complementa. Como se señala en el libro La Acción Filantrópica como un Elemento de la Responsabilidad Social: el Caso Chileno: "Vemos emerger una nueva filantropía que está surgiendo desde iniciativas y modelos de actuación social que ayudan a dinamizar la democracia de sus ataduras formales, haciéndola más directa, más participativa y confiable para la ciudadanía"
Fuente: Equipo PROhumana

    

     El Dar y la Historia

El fundraising como actividad, ha existido por más de mil años, con las características de contribución a la construcción de iglesias, catedrales, universidades o bibliotecas en todo el mundo. 
Un paneo histórico, nos muestra que en Inglaterra, la importancia del fundraising y la caridad fue reconocida en el siglo XVII cuando la reina Isabel promulgó la Ley de Caridad, una ley que todavía existe y es la regla que rige el fundraising en Gran Bretaña y en todas sus excolonias.

En el libro "Giving" Robert Bremner explora la evolución histórica del término filantropía. En la introducción, el autor señala que al igual que el amor, el dar es un elemento tanto de la caridad como de la filantropía y que lo que distingue a una y otra manifestación es el para qué y a quién se da.  Señala que "cuando damos para aliviar la necesidad, el sufrimiento y dolor de otros, conociéndolos o no, estamos en el terreno de la caridad", mientras que "cuando damos para prevenir y corregir problemas sociales y ambientales y mejorar la vida y condiciones de vida de personas o criaturas que no conocemos y que no nos exigen es filantropía".

El contexto de origen de ambos términos, plasma la diferencia con más claridad. 
Para Bremner la caridad es una obligación religiosa para seguidores del judaísmo, el cristianismo y el Islam; en el que incide un profundo compromiso con la ayuda a los pobres, los huérfanos y quienes no tienen hogar. Adscribe la filantropía, bajo un aspecto secular con énfasis en el amor humano más que el amor a Dios y casi dejando en un segundo plano, la referencia a quien es pobre materialmente.
Al tratar la evolución histórica del término filantropía, el autor explica que en el siglo 17 significó una disposición benevolente y un cambio de mentalidad humanista, mientras que en el siglo 18 y 19, comenzó a asociarse con una activa participación en reformas humanitarias para mejorar el trato a los prisioneros y enfermos mentales, abolir la esclavitud y obtener derechos para mujeres y trabajadores. Finalmente, el autor dice que recién hacia el final del siglo 19 la filantropía pasó a significar la contribución de dinero a una variedad de causas que buscaban beneficiar a todas las clases de sociedad

Sobre la filantropía moderna
Bremner refiere a Andrew Carnegie y John D. Rockefeller, como los principales propulsores de la filantropía moderna. Señala que el acto filantrópico, no seguía la lógica cristiana de entregar todo al pobre. "Ellos creían que haciendo esto se lograría más daño que bien, quitándoles el poder y la responsabilidad de decidir cómo deberían ser usadas sus fortunas". Por ello, durante la década de 1880, las organizaciones sin fines de lucro se organizaron con el objetivo de aliviar los esfuerzos y reducir la competencia. "Se buscaba disciplinar el impulso caritativo de los donantes, reemplazando la donación casual por un método sistemático y científico que distinguía entre los distintos postulantes"

Los primeros pasos-propósitos de la organización de las instituciones sin fines de lucro, fue dejar fuera del ámbito de las donaciones, las conjeturas, con este fin se contrataron administradores pagados o voluntarios, para tomar decisiones sobre la base de información no disponible para los donantes promedio. Con esta lógica, la filantropía moderna dio origen a nuevas fundaciones, orientadas a propósitos generales y que comenzaron a promover la investigación, el descubrimiento de causas y curas y la prevención de enfermedades más que al alivio del necesitado.

Cita que John D Rockefeller, fue quien sentó el tono y ritmo de gran parte de la filantropía moderna, promoviendo el establecimiento de fundaciones como una manera de administrar su negocio de benevolencia de manera adecuada y efectiva. "Tenemos que ser tan cuidadosos con el dinero que gastamos para beneficio de otros, como si lo dejáramos aparatado para el uso futuro de nuestra familia", argumentaba Rockefeller.
Allen Nevins, acota que Rockefeller como filántropo, "daba" a las causas y organizaciones bien establecidas, "daba" de tal manera que estimulara otros regalos y alistara a numerosos partidarios, "daba" a iniciativas que continuaran existiendo después que se dejara de darles apoyo, y "daba" para objetivos que no sólo fueran dignos de confianza, sino que fueran los más dignos de confianza"
Texto traducido y resumido del libro Giving: Charity and Philanthropy in History de Robert H. Bremner.

 

Dos Organizaciones que ejercen el Fundraising en Argentina

AEDROS - Asociación de Ejecutivos en Desarrollo de Recursos para Organizaciones Sociales
desde junio de 2001 provee a los profesionales en desarrollo de fondos para organizaciones sin fines de lucro, oportunidades para su perfeccionamiento profesional, facilitando experiencias de liderazgo dentro de un marco ético. Asimismo se ocupa de la práctica responsable de la filantropía y el trabajo voluntario en la Argentina.

Código de Ética del Donante

Para asegurar que la filantropía tenga el respeto del público en general, y que los donantes y posibles donantes puedan tener plena confianza en las organizaciones sin fines de lucro y en las causas a las cuales se les pide apoyar: http://www.aedros.org/cod_derechos_donante.asp

Deducciones fiscales sobre donaciones.

Informe realizado por la consultora Deloitte con la actualización anual sobre las deducciones fiscales de las donaciones: Impuesto a las Ganancias. Condiciones para admitir la deducción de las donaciones en el balance impositivo. Impuesto sobre los Ingresos Brutos. Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Régimen de alícuota 0. Acceso al informe online.

su web www.aedros.org

 Si un empresario dona dinero, el otro no puede decir que no

ver otros Artículos aquí

 Organizaciones sociales creadors de empleo

   Remuneración en base a porcentajes
   AEDROS y las organizaciones profesionales de fundraisers del mundo, desalientan y prohiben esta práctica.

Una persona que trabaja para una organización sin fines de lucro debe siempre tener en cuenta la intención del donante al hacer la donación. El donante pretende apoyar la causa y no contrubuir al enriquecimiento personal de quien la gestiona. 
De lo contrario:
La ganancia personal puede primar y la causa pasar a un segundo plano. 
Se pone en peligro la confianza del donante. 
Surgen incentivos personales que no son ponderados por los donantes en el momento de hacer la donacion.
Un sistema de remuneración basada en un porcentaje de la recaudación, puede producir una retribución desproporcionada con el mérito de haberla conseguido. Puede alentar abusos, poner en peligro la integridad del sector voluntario y menoscavar los valores filantrópicos sobre los que se sostiene el sector social. 
AEDROS tiene una posición firme al respecto y prohibe a sus miembros aceptar ese tipo de compensación por su trabajo.


    Si un empresario dona dinero, el otro no puede decir que no, Bernard Ross*

El presidente del Management Centre es uno de los consultores más destacados en el gerenciamiento de ONG; asimismo, es especialista en recaudación de fondos para dichas instituciones.

-¿Cómo ve la tendencia en filantropía a raíz de la publicidad generada por la reciente donación de Warren Buffett a la Fundación Gates?
-Pienso que hay suficiente cantidad de data como para afirmar que en determinadas zonas la gente es más generosa, y así como tenemos indicadores del PBI, Dow Jones y FTSE, si tuviéramos un índice de generosidad, éste ha crecido, digamos, 20 por ciento. Bill Gates, por ejemplo, ha comprometido inmensas cantidades de dinero y puede lograr iniciativas que sólo los gobiernos pueden hacer. Él ya manifestó su compromiso contra el virus del HIV y creo que quiere trascender como el hombre que curó el sida, antes que el hombre que inventó el sistema operativo DOS. Y eso sería un logro extraordinario. Y lo interesante es que él cree que puede hacerlo, y ya no se trata de trabajar con algoritmos, sino con equipos de trabajos a nivel de investigación científica.

-¿Qué otros cambios observa?
-La inmensa cantidad de datos me lleva a decir que una tendencia en la industria es que mucho de ese dinero es de lo que llamo nuevo mundo en vez del viejo mundo. Si tu padre te dejó $10 M y a él también su padre le dejó $10 M, la economía o sociología diría que tienes más responsabilidad de darle $10 M a tus chicos; pero para los dueños de 
Yahoo!, Amazon, es su (enfatiza) dinero, y quieren gastarlo en esto, en aquello, y eso es lo interesante para mí.

-¿Qué parecidos encuentra entre su actividad y la de Robin Hood que robaba para los pobres?
-Bueno, primero Robin Hood es famoso en todo el mundo. Y este tipo es un ladrón, un atracador (se ríe ). Robin entendió la trama y fue proactivo al respecto. La recaudación de fondos es injusta. Tienes que estar primero en la fila para recibir algo. Ahora, desde un punto de vista económico uno de cada diez trabajos en los EE.UU está relacionado con las organizaciones no gubernamentales. Eso es mucha gente. En Gran Bretaña, si sumamos todas las fuentes de donaciones alcanzamos cerca de u$s20.000 millones. Es una industria muy significativa. Así que son trabajos, alquileres, uso de 
teléfonos, pago de impuestos, etcétera, que se aplican a la economía. No sólo se trata de sacarle a los ricos, después hay todo un trabajo por delante que involucra y mueve una porción importante de la economía.

-En países como la Argentina, en dónde hay preocupaciones de seguridad, secuestros, ¿cómo uno puede abordar a los ricos?
-Por supuesto, soy un poco deshonesto si no digo: No soy la mejor persona para responder eso. Quizá la mejor respuesta la pueda dar un rico. Pero por ejemplo, en una reunión entre pares, digamos hombres de negocios y surge un tema de donación para combatir la violencia doméstica, si uno de los empresarios dice me comprometo a donar u$s10.000, el siguiente no puede decir no lo voy a hacer, sino que donará un poco más. No es un tema de la relación entre ricos y la gente de las fundaciones, sino es un tema 
de pares entre pares. También hay un tema de reciprocidad: si yo te ayudo a vos, por ejemplo, para un tema de pobreza en las escuelas, y luego te pido tu cooperación en ayudar a las víctimas del atentado en Londres, no podés negarte.

-¿Qué estrategia es mejor para una institución: muchas personas aportando poco dinero o unos pocos millonarios dando mucho?
-Eso depende de tus core competences (habilidades competitivas). Si eres IBM y quieres ser una empresa de consumo masivo, eso es una estupidez. A Apple le encantaría ser una empresa enfocada en otras empresas, pero es una empresa de consumo. Ambos hacen computadoras. Lo mismo se aplica a caridad. 
Si tienes una fundación para el cáncer o para niños, tu base es el mercado masivo. Si en cambio tienes una propuesta más difícil, como violencia doméstica, que no es masivo y nunca ha tenido un éxito de esa manera, quizá debas enfocarte entre los abogados, quienes son los primeros en recibir los casos desde un aspecto legal. Pero, de todas formas, debes besar muchos sapos antes que uno se convierta en príncipe. Igualmente, si tratas de hacer algo masivo en violencia debes tratar de llegar a 10.000 personas.  Hay una métrica que te dice que tienes que llamar, insistir y de cada 100 llamadas las estadísticas te dicen que 1 donará. Y paradójicamente eso cuesta dinero.

*Bernard Ross es experto en temas de fundrising
Fuente: AEDROS.org (Nota a Bernard Ross - Diario INFOBAE) 




    Organizaciones sociales creadoras de empleo, Raquel Saralegui

Trabajo con fines sociales. Las organizaciones del tercer sector crecen y se convierten en generadoras de empleo
En un heterogéneo abanico de instituciones, el tercer sector se afianza como generador de respuestas a necesidades sociales y motor de emprendimientos diversos. Es que últimamente las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) no sólo aumentaron en cantidad, sino que además muchas de ellas caminan hacia la profesionalización, y así también crean oportunidades de empleo, que en algunos casos son difíciles de satisfacer. 

Consagradas a la tarea solidaria, la educación, el trabajo, la cultura, pasando por la participación ciudadana, la ecología, la salud, por ejemplo, en casi 105 mil OSC que funcionan en el país colaboran cerca de 1,8 millones de personas, de las cuales 400 mil son rentadas, según refleja el Indice Civicus de la Sociedad Civil Argentina 2005, realizado por el Grupo de Análisis y Desarrollo Institucional y Social (Gadis). 

Si bien se trata de una oferta de empleo aún pequeña, comparada con la que crea el mundo productivo, según afirma Gabriel Berger, director del posgrado de Especialización en organizaciones sin fines de lucro , que dictan conjuntamente las universidades de San Andrés, Di Tella y el Centro de Estudios de Estado y Sociedad (Cedes), también es cierto que con el aumento de la profesionalización, y de organizaciones que trabajan de manera más sistemática, van apareciendo cada vez más búsquedas de profesionales específicos. Al tiempo que destaca que el tercer sector asoma como tierra fértil para los emprendedores sociales que eventualmente pueden convertir el emprendimiento en un ámbito laboral. 

Los más requeridos 
En plena expansión, un puesto profesional novedoso y clave para la vida de las OSC es el de los llamados fundraisers (desarrolladores de recursos), convertidos en la figurita difícil del momento. Desde hace tres años empezamos a recibir muchas búsquedas de organizaciones sociales, que al principio ofrecían una remuneración bajísima. Pero ha habido una evolución y se empieza a valorar más la profesión y a entender que hay que invertir para recaudar. Y se ha producido un cuello de botella porque no hay suficiente gente capacitada. 
Ahora las organizaciones ofrecen un buen sueldo, pero piden capacitación, experiencia y resultados comprobables, y con ese perfil sólo hay un puñado de fundraisers que ya está trabajando, señala Mercedes Campos Oris de Roa, presidenta de la Asociación de Ejecutivos en Desarrollo de Recursos para Organizaciones Sociales de la Argentina (Aedros). 
Junto con la de los fundraisers, otra posición que demanda profesionales avezados es la de los directores ejecutivos. Son los dos perfiles más requeridos, sobre todo por fundaciones importantes y asociaciones civiles que están viviendo un proceso de cambio y crecimiento, en el que empiezan a profesionalizar más puestos e incorporar profesionales remunerados para esos cargos que antes ocupaban voluntarios, dice Elizabeth Kogan, coordinadora de la licenciatura en Dirección de Organizaciones de la Sociedad Civil, de la Universidad Nacional de San Martín (Unsam). Y este proceso se advierte -agrega- no sólo en la mayor oferta de empleo, sino también en el interés de las OSC por capacitar a la gente que tienen trabajando. 

Un puente virtual 
Con el fin de favorecer el contacto entre las OSC con la gente interesada en la participación ciudadana, Idealistas.org ( www.idealistas.org ) difunde, entre otras cosas, las oportunidades de voluntariado y empleo del sector. Se trata de un sitio creado en los Estados Unidos por la ONG Acción sin Fronteras que, en alianza con su par argentina Res Non Verba, se empezó a desarrollar también desde aquí -con la colaboración de 30 profesionales rentados y un grupo de voluntarios- para toda la comunidad iberoamericana. 
Buscamos facilitarles el camino a las ONG para que puedan encontrar los mejores recursos. Así, en el sitio se pueden registrar personas interesadas en recibir alertas (búsquedas laborales o propuestas de capacitación, por ejemplo); ONG (hay más de cinco mil) que publican ofertas de voluntariado, empleo, pasantías, etcétera, y consultoras con fines de lucro que brindan servicios para las OSC, precisa Matías Laurenz, codirector de Idealistas. 
Por estos días, responsables de comunicación, de captación de fondos, educadores, fonoaudiólogas, investigadores, psicopedagogas y asistentes sociales son algunos de los profesionales solicitados por las OSC en el sitio. 
Trabajar en el tercer sector hoy es una alternativa laboral para quienes buscan unir en feliz matrimonio la vocación social y profesional que puede deparar más que una gratificación económica. Al menos, eso refleja el entusiasmo de Matías: Si bien no tengo el roce que podría tener en una organización más de base que ayuda directamente a la gente, para mí lo lindo de trabajar en una ONG es que, haciendo quizá las mismas cosas y con las mismas ganas que las haría en una empresa, al final del día sé que estoy impactando de algún modo para mejorar el entorno donde estoy. 

Propuestas para los que quieren capacitarse 

- Pioneras en organizar estudios de posgrado para el sector, desde hace diez años las universidades de San Andrés, Di Tella y el Cedes formaron una alianza para dictar de manera conjunta la Especialización en organizaciones sin fines de lucro (4312-9499). 
- Desde este año, en la Universidad del Salvador se puede asistir al posgrado en Gestión de organizaciones con fines sociales , de un año de cursada. Con uno más se puede completar la maestría en Dirección de organizaciones con fines sociales (4861-3887). 
- En la sede porteña de la Unsam se ofrecen dos licenciaturas: en Organización y dirección institucional , de 4 años; y en Dirección de organizaciones de la sociedad civil , de 2 años, que es de complementación curricular para personas con título terciario vinculado con el área social (4374-7300). 
- La licenciatura en Organización y dirección institucional es la carrera que ofrece la Universidad Maimónides, de 4 años de estudio. También brinda el título intermedio de Técnico operador institucional (4905-1175). 
- Con foco en la profundización de las estrategias para la recaudación de fondos, Aedros organiza cursos y talleres para los interesados en especializarse en el tema. También, programas a medida para las OSC (4807-1697). 
- El Centro de Capacitación del Tercer Sector, de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA, tiene cursos destinados a microemprendedores e instituciones de la sociedad civil sobre diferentes temas de áreas contables, jurídicas, económicas y administrativas (4370-6166).
Fuente: La Nación, 24 de Septiembre de 2006 – Sección Empleos.

 

HelpArgentina
www.helpargentina.org

Es una organización internacional, que promueve la participación de ciudadanos argentinos y extranjeros, ofreciendo un canal de transferencias de fondos y recursos humanos hacia un grupo de organizaciones sociales seleccionadas de acuerdo a criterios de impacto social, responsabilidad y buenas prácticas.

Postulación de Voluntarios

Turismo Responsable Comunidad sin frontera


Turismo Responsable

Tips del "turismo responsable" que propone HelpArgentina Traveler
Es un programa innovador que promueve el desarrollo social a través del turismo en Argentina. 
Es cada día más frecuente que las personas que están viajando o planeando viajar en un país en desarrollo, como Argentina, buscan formas de hacer una contribución al país que están visitando o van a visitar. 
Con este propósito, la organización se asoció con varias agencias de viajes de gran reputación y todas ellas, por su compromiso con el sector social, acordaron donar un porcentaje de sus ingresos por todos los viajes contratados por viajeros HelpArgentina Traveler para apoyar a HelpArgentina y su innovador trabajo en el sector social.
¿Cómo funciona? Más datos y formulario desde aquí

Comunidad sin Fronteras
Reconocimiento a Embajadores Solidarios, Argentinos en el Mundo
quiénes son, qué hacen ...desde aquí

    Claves para construir un Programa de Captacion de Fondos Sustentable, Agustín Pérez*

En los contactos directos que he podido mantener con multitud de fundaciones a través de los cursos que he impartido sobre captación de fondos, he percibido que en el ámbito de la financiación privada se sienten, sobre todo las fundaciones pequeñas, como un pingüino en tierra. Consideran que avanzan muy lentamente, que no están diseñadas para ese medio.

Cuando se ilustran los diferentes métodos de captación de fondos con ejemplos procedentes de las más conocidas ONG tienden a pensar que eso no es para ellas, que su organización o su causa no pueden cosechar los mismos resultados. Buscan ansiosas la fórmula mágica que les proporcione una vía rápida hacia la prosperidad económica. Como los alquimistas de antaño, sueñan con encontrar la piedra filosofal que convierta el metal innoble en oro.
Muchos piensan que la riqueza vendrá de la mano de la empresa, el nuevo mito de Eldorado que algunos propagan, interesada o cándidamente, animados por el auge de la responsabilidad social corporativa. Los menos confían su suerte a eventos para recaudar fondos, al apoyo de grandes benefactores o a otros métodos que no proporcionan una base de ingresos estables y predecibles. No parecen creerse del todo que, aunque sean fundaciones que se han constituido en torno al patrimonio y la voluntad de sus fundadores, pueden concitar el apoyo regular de personas que se adhieran a su causa como asociados o donantes periódicos.
Sin embargo, la verdadera alternativa para una financiación pública cada vez más restringida y que tiende a favorecer a las organizaciones más grandes y consolidadas, es contar con una amplia base de donantes privados. Pueden ser personas físicas y/o jurídicas (empresas, otras fundaciones, iglesias, etc.). Lo importante es que, aunque cada una de ellas dé una aportación modesta, adquiera un compromiso de hacerlo de forma indefinida. Sólo un esquema de este tipo proporciona unas sólidas finanzas. Lo otro es pan para hoy y hambre para mañana.
Las empresas privadas no representan (y pronostico que ello no cambiará en un futuro cercano) una fuente importante de financiación para las organizaciones no lucrativas, excepción hecha de las fundaciones de empresa, naturalmente. Además, son muy selectivas en sus apoyos. De modo que la inmensa mayoría de las fundaciones no tiene posibilidades reales de financiarse de forma substancial a través de ellas. Son un complemento. Cada vez más importante, sí. Pero sólo eso.
Dejando a un lado el dinero público, la mayor parte de las aportaciones privadas a las causas sociales provienen de la gente, sobre todo de la amplia clase media. Aparte de saber dónde está el dinero y cómo se le puede sacar mayor partido con un planteamiento a largo plazo, el siguiente reto es profesionalizar la captación de fondos. La buena voluntad no basta. Se requiere personal suficientemente formado, que tenga una dedicación plena y una considerable autonomía para actuar. Yo diría más: presencia en el equipo directivo.
Como complemento de esto, es importante que toda la organización esté orientada a la captación de fondos. Esto no significa que deba ser la prioridad absoluta. No confundamos los fines con los medios. Pero sí que debe figurar entre las máximas prioridades y que no deben ponerse barreras políticas injustificadas que entorpezcan su desarrollo.
Las personas que trabajan en captación de fondos deben encontrar en sus colegas, sean sus superiores o sus iguales, no a unos enemigos internos a los que batir, sino a aliados en su difícil labor. No podrán tener éxito si gastan la mitad de sus energías en disputas internas o si la organización no reúne las condiciones mínimas necesarias para propiciar la captación de fondos.
Sería prolijo detallar aquí cuáles son esas condiciones. Pero baste con señalar algunas de las más importantes:
Que la organización tenga una misión y unos valores definidos con toda claridad. De ellos se puede desprender una normativa sobre aceptación de fondos que establezca de antemano qué fuentes y qué métodos son conformes a la ética de la organización y cuáles no. 
Que la dirección política y técnica aliente la captación de fondos e incluso se involucre activamente en ella. Tiene que crear una cultura interna que favorezca la captación y eliminar las reticencias que a menudo existen entre quienes no se ocupan de buscar el sustento económico. 
Que la organización construya una imagen y desarrolle una comunicación que la haga destacar de entre el murmullo de organizaciones no lucrativas y permita que su causa sea percibida como relevante al menos por una pequeña parte de la sociedad. En lo posible, la solicitud de dinero debe estar ligada directamente a la promoción de la causa. 
Que cuente con un sistema administrativo ágil y eficaz que permita gestionar los recursos captados. De nada sirve esforzarse en atraer donantes si sus peticiones de información duermen en los cajones o no se registra a los donantes. A este respecto es imprescindible una base de datos relacional, por simple que sea. 
Finalmente, una clave más para construir un programa de captación de fondos exitoso es concebirlo con visión a largo plazo. Conseguir dinero cuesta dinero. Una política cicatera encerrará a la organización en un círculo vicioso. Hay que dotar de un presupuesto específico a la labor de captación y destinar buena parte de los excedentes generados a su reinversión en nuevos programas. Incluso hay que aguantar pérdidas durante un tiempo. En esto una fundación no es distinta de una empresa que se inicia. Raro es aquella que obtiene beneficios desde el primer momento.
Huir de la tentación cortoplacista significa también apostar por técnicas y fuentes de captación de fondos que pueden proporcionar menos dinero inmediato, como es conseguir pequeñas aportaciones privadas regulares, pero que proporcionan una base de ingresos estable. Su rentabilidad ha de medirse a largo plazo, computando el valor vitalicio de esas aportaciones a lo largo del tiempo en que los donantes estén vinculados a la organización.
Las fundaciones más exitosas (Ayuda en Acción o Intermón, entre otras) han construido su captación de fondos de acuerdo a estos principios. Por supuesto que tienen la ventaja de que abanderan causas muy populares. Pero esto no le resta un ápice de validez al hecho de que, salvando todas las distancias que se quiera, muestran el único camino que lleva al éxito. Recuerda que, antes de convertirse en lo que hoy son, eran organizaciones pequeñas, apenas un puñado de personas que pusieron su modesto patrimonio al servicio de un ideal.
*Agustín Pérez, Director de Agora Social - España
Fuente: Fundraising.blogspirit.com



    “Tu ganas, Yo gano” Gonzalo Guzman del Rio

Como fundraisers profesionales en países donde la disciplina no esta muy desarrollada, a veces tendemos a copiar modelos y normas que funcionan adecuadamente en los grandes “mercados”. La intención es obvia, acercarnos a las mejores prácticas de la industria, “no inventar la rueda”, etc.
Sin embargo y en un tema tan crucial, como es la ética, me doy cuenta que hay reglas de oro que parecen presentar cuestionamientos en los mercados emergentes.
Me refiero básicamente a que los Consultores en Recaudación no puedan ganar en relación a los resultados de su gestión. Se dice que es un incentivo perverso, que puede dar oportunidad a la generación de malas prácticas, que puede destruir la confianza en nuestra actividad, etc. Todos argumentos muy validos.
Pero qué pasa cuando una Organización que trabaja en una causa muy noble, que obviamente necesita recursos y no tiene, o no esta dispuesta a arriesgar dinero en una aventura de recaudación?
Cómo se rompe el circulo No tengo-No invierto-No Gano?
Va contra la ética que te ofrezcan, pidas o aceptes un sistema de remuneración basado en comisiones?
Ya son varios casos de Organizaciones y Consultores que no pueden despegar con su trabajo frenado por este cuestionamiento ético. 
Acaso los Consultores no están también invirtiendo y arriesgando su tiempo (dinero) en la misma aventura? Cuál ha probado ser el mejor incentivo relacionado al cumplimiento de metas en el sector comercial?
Está claro que el fin de las normas es regularizar una actividad considerando que los actores y las situaciones son variopintos.
Está claro y estamos orgullosos que nuestra actividad tenga objetivos de una “nobleza superior” y una ética a toda prueba, pero también está claro que las posiciones radicales y ortodoxas sólo limitan nuestra posibilidad de desarrollo, crecimiento e innovación.
Personalmente creo que un sistema de remuneración en base a bonos y comisiones, bien diseñado, controlado y regulado, puede ser un muy buen “negocio” para todas las partes.
Si se invierte tiempo adecuado en el desarrollo de un modelo efectivo, eficiente y sobre todo ético, o sea, que no va en contra de los principios de la organización o los donantes, se puede generar ese circulo virtuoso que tanto necesita el tercer sector para desarrollarse y crecer en los países emergentes.

Los problemas básicos de un sistema de remuneraciones basado en porcentajes de la recaudación parecen ser dos:
-que los donantes terminen destinando sin querer un monto de dinero muy elevado a la gestión de recaudación, afectando el fin mismo de la organización.
-que con el fin de aumentar sus ingresos, los Consultores tengan prácticas reñidas con la ética, como usar argumentos falsos para conseguir fondos o estos provengan de Personas o Empresa que sólo quieren limpiar su imagen, lavar dinero o tienen políticas que atentan contra la misión de la propia organización.

Estos cuestionamientos son reales y muy relevantes pero pueden ser resueltos tomando las providencias adecuadas, mediante el establecimiento de un buen acuerdo entre las partes. 
Con este artículo sólo quiero iniciar un debate sobre un tema que creo se ha tratado poco y muy superficialmente, ya que el rótulo “ético” lo hace “tabú”…no se puede cuestionar, es un absoluto…es así !!.
Posiblemente, luego de escuchar todos los puntos de vista, llegamos a la regla de oro que existe, pero por lo menos cuestionémonos el asunto, ya que esto limita las posibilidades de nuestro sector.
* Gonzalo Guzman del Rio, Director de Desarrollo de Fondos, UNICEF 
Fuente: Fundraising.blogspirit.com 18/12/06




    La más importante pregunta que te haré, Daryl Upsall 

Como recaudadores de fondo siempre estaremos fijando nuestros propios objetivos, midiendo nuestro desempeño, o comparando nuestro Programa de Recaudación de Fondos contra un grupo de Indicadores para ayudarnos (también a nuestros Directores y Juntas Directivas) a entender mejor si estamos corriendo nuestra recaudación de fondos al más alto nivel de efectividad y/o eficiencia. Invariablemente, estamos buscando las tasas de respuestas, de caída, porcentajes de aumento de donación, retorno a la inversión (ROI), porcentaje de crecimiento de los ingresos brutos y más importante, ingresos netos, cambio de donantes activos e inactivos, etc, etc.
En fin, estamos rodeados de información y datos, o así debería ser algunas veces. Muchos recaudadores, y en algunos casos sus colegas del area de finanzas gastan mucho tiempo estudiando, analizando y buscando formas de mejorar su desempeño respecto a esos indicadores para reportar regularmente a sus Directores Ejecutivos o Juntas Directivas.
Sin embargo, más allá de los 19 años que llevo trabajando en el maravilloso mundo de la Recaudación de Fondos y para una amplia variedad de organizaciones en más de 40 países he visto muy pocos recaudadores que ellos mismos fijen objetivos relacionados al “tiempo de vida” de sus donantes. Menos aún he visto, lo que para mí es un indicador clave de desempeño, “el porcentaje de los ingresos organizacionales y de la base de donantes que son donativos regulares via pago automático (tarjetas de crédito, cuentas bancarias, etc)”
Levanten las manos, quienes de ustedes lo tienen previsto como objetivo para más adelante? Seguramante alguno de ustedes ya conocen algunos casos como el de Greenpeace, pero algún otro ejemplo?

¿De qué me está hablando este tipo, se estarán preguntando?
Cito el título de uno de las más impactantes y exitosos paquetes de correo directo en la historia notable de Greenpeace que decía …
“Esta es la cosa más importante que jamás te hemos pedido”
Para una organización que está dedicada a salvar el planeta, tú podrías ser perdonado por pensar que era para pedirle a sus donantes que paren de conducir un auto, o sólo comer comida orgánica o para de destruir la capa de ozono con aerosoles.
NO !! – Era una simple y directa solicitud para comprometerlos a convertir sus donaciones via cheque o tarjeta de crédito a unirse a la “vanguardia” del Club de donantes comprometidos pagadero por descuento mensual via débito directo.

Este simple requerimiento, inicialmente a los donantes de Greenpeace UK y posteriormente a los donantes de todo el mundo, hizo mucho más por el planeta que cualquier otra solicitud. 
Alentar el desarrollo de lo que ha sido una especie de “mantra” por casi una década dentro de Greenpeace, “debito directo mensual, debito directo mensual, debito directo mensual” en algunos países como Argentina, ha significado que sea la única forma de unirse a la Organización y por U$9,5 al mes.
En su nobel, y todavía agradecido libro, “Pidiendo Apropiadamente-El Arte de la Recaudación de Fondos Creativa”, George Smith declaró allá por el 1996 ….
“Apuesto mi vida que habrá dos grandes prioridades en la próxima década en la Recaudación de Fondos en el mundo. El potencial financiero y la relación costo-eficacia de cualquier tipo de donativo. Esos principios serán universales, simples, manejables y ultra probados …

Estas son: las donaciones comprometidas y los legados”
La década desde que él escribió esto no es muy reciente pero todavía gran parte del mundo de la Recaudación de Fondos ha fallado en comprender esta simple, pero todavía relevante declaración.
Por mucho tiempo en los 90’s George, Derek Humphries y Ken Burnett trabajaron con mis colegas de Greenpeace y conmigo mismo para que esta “gran prioridad” llegara a ser una realidad. Viajando por el globo, corriendo lo que llegó a ser conocido como el show itinerante de los “Legados y Donaciones Mensuales”, ninguna de las 37 oficinas podía evitar establecer dichos programas. De este modo, Greenpeace no sólo evitó el descalabro financiero que estaba amenazándolos, sino que establecieron uno de los programas más sustentables y expansivos de las ONG a nivel mundial. “Socios de Primera Línea”, “Amigos del Rainbow Warrior”, “Socios en Acción”, etc llegaron a ser una de las piedras angulares de la Recaudación de Fondos en Greenpeace. 
Ninguna razón es más clara para George, respecto a por qué cada Organización de Caridad y ONG debería establecer un sistema de pago via Transferencia Electrónica de Fondos (EFT), Debito Directo por Tarjeta de Crédito, Pago Automático por Cuentas Bancaria, o de cualquier otro tipo.

Para la organizaciones benéficas, las razones son:
Porque te permiten obtener dinero regularmente y de una manera predecible 
Porque te permite obtener mucho 
Porque los donantes lo quieren 
Porque es más fácil y efectivo de administrar 
Porque ayuda a construir lealtad entre los donantes 
Porque ofrece una buena fuente de voluntarios 
Porque ofrece renovación automática 
Porque te da una razón para permanecer en contacto con los donantes 
Porque puedes generar solicitudes de donaciones adicionales 
Porque te da la mejor base desde la cuál aumentar el compromiso del donantes 
Porque te genera un camino natural hacia los legados 

Para los donantes, las razones son:
Porque es conveniente y fácil 
Porque en la mayoría de los casos ellos tienen ingresos mensuales 
Porque ellos pagan sus cuentas mensualmente – créditos bancarios, arriendos, etc 
Porque es más fácil pagar U$10 al mes que U$120 
Porque es la respuesta a lo “que ellos necesitan pertenecer” 
Porque parece reducir “los costos de administración y de recaudación de fondo” 

Dicho lo anteror, por qué pocas ONG tienen dicho esquema y de hecho, por qué, por qué Organizaciones de USA (y por qué no en el resto de Latino America) tratan de buscar excusas para NO pedir pagos mensuales comprometidos via Debito Directo, excusándose con que sus donantes no lo aceptarían. En lugar de eso, mantienen “peticiones mensuales” y “programas de apoyo” que se basan en que el donante tiene que escribir 12 cheques al año. Programas de EFT trabajan en USA … Te lo puedo asegurar. Sólo pregúntale a Greenpeace en tu país.
Además cuántos donantes podrían suscribir este esquema. Es una norma que entre un 3-5% de los donantes de tu base de datos se unirá a un sistema como este. Cuando Aministia UK lanzó su “Socios en Libertad” inmediatamente reclutó 550 donantes mensuales pagando £20 (€30) por mes entre sus mejores 10.000 donantes. En Noruega, Stromme Memorial Foundation reclutó 10% de su base de 15.000 donantes. Tiempo atrás, por 1995 Greenpeace Australia tenía 25.000 donantes con AU$15 por mes … lo que era alrededor de AU$5,5 millones por año.
De hecho al final de los 90’s, Chris Williams, en ese tiempo Director de Marketing de Greenpeace Escandinavia estaba desarrollando un programa de donantes comprometidos tan exitoso que decicidió hacer otro más. Lanzó un programa audaz e imaginativo “Ayuda a Rusia” a través del cuál sus donantes eran solicitados para hacer un debito directo mensual para financiar el trabajo de Greenpeace Rusia. De vuelta, todas las comunicaciones futuras sobre las campañas y proyectos vendrían desde Rusia, impresos en papel ruso, con estampillas rusas en el sobre. Fue un enorme éxito. ¿Y quiénes se asociaron y dieron las más altas cantidades?…. sí, adivinaste. Fueron muchos donantes que ya estaban dando en el esquema de donaciones mensualizadas.

Esto es lealtad. Esto es compromiso.
A través de esquemas de desarrollo y marketing, via correo directo, aumento de donación y conversión por llamadas telefónicas y reclutamiento cara a cara Greenpeace consiguió en 8 años mover desde un 18% de donaciones comprometidas de sus 3 millones de donantes con donaciones espontáneas a un 60% de conaciones regulares.
Ahora, la más importante pregunta que te voy a hacer, mi querido colega recaudador es, “cuándo tu vas a lanzar un programa de reclutamiento mensual que sea pagado por medio de Debito Directo o Pago Automático”?
*Daryl Upsall Chief Executive, DUCI
Fuente: Fundraising.blogspirit.com



     Entornos social, organizacional, personal. Rol del fundraiser en América Latina

El rol del fundraiser en América Latina está en plena construcción. Ha iniciado un fuerte crecimiento de las organizaciones de la sociedad civil y con ello la necesidad de conseguir los recursos necesarios para realizar su misión. La actual generación de profesionales están creando las bases de una profesión trascendente para la realidad de nuestros países.
Enfrentar este desafío implica formularse preguntas críticas como: ¿Cuáles son los principales retos o desafíos que enfrenta fundraiser en América Latina?, ¿Cuáles son las oportunidades que tienen los profesionales? ¿Qué estrategias se proponen para enfrentar estos retos?
Algunas de estas interrogantes fueron respondidas durante el 2do Congreso Hemisférico organizado por AFP y Resource Alliance en la ciudad de México entre el 26 y 28 de Enero del 2006. Bajo el título de “Como vencer los Retos a los que se enfrenta el Fundraiser en Latinoamérica” se convocó a un workshop al asistieron más de 90 profesionales de toda América Latina.
A fin de facilitar el proceso de análisis y respuesta a estas interrogantes, se conformó un equipo de profesionales experimentados compuestos por: Isabella Navarro Grueter, Directora de Desarrollo Institucional por la Universidad de Monterrey, México; Marcela Garriga, Research Manger BMC Inovation Company, Argentina; Gonzalo Guzmán Del Río, Fundraiser Officer, UNICEF Santiago-Chile, Chile; Alfonso Topete Señkowski, Director General, Corporativa de Fundaciones, A.C. México. Mi contribución (DYoffe) dentro de este escenario diverso fue el ser coordinador general del workshop.
Luego de una hora de intenso debate en 5 diferentes grupos de trabajo, los coordinadores presentaron su informe. Lo que sigue son las conclusiones más importantes de este debate.
Resulta necesario especificar el esquema conceptual utilizado para organizar la información y darle coherencia al gran volumen de comentarios y sugerencias:
a. Entorno social. Todos aquellos obstáculos y retos vinculados al entorno en el que se desenvuelven las organizaciones y en los que las instituciones deberían incidir;
b. Entorno organizacional. Los desafíos propios de la organización, una mirada a su interior; y
c. Entorno personal. Los desafíos y oportunidades a que se enfrentan los fundraisers como profesionales.

Primeras Conclusiones

1. El entorno social
Marco Regulatorio
Existe una amplia y lamentable coincidencia de que el marco regulatorio para las actividades propias del fundraiser y de las organizaciones sociales, en general, es pobre. El marco legal es burocrático y representa un obstáculo para que las organizaciones puedan funcionar adecuadamente. Esto incluye incentivos para donación y sus diferentes mecanismos de implementación. Es claro que sería fundamental realizar estudios comparativos sobre buenos marcos regulatorios existentes (benchmarking) en algunos de los países de la región sobre temas tales como: reducción de cargas patronales para ONGs, tiempos para otorgar permisos, beneficios fiscales de los donativos, etc. Lo anterior es fundamental poder contar con una legislación comparada y compartir en la región las mejores prácticas legislativas. Para tal efecto, se recomienda desarrollar procesos de “cabildeo regional” por parte de las asociaciones profesionales locales para que haya un desarrollo homogéneo a nivel regional.

Cultura de la responsabilidad
Por otra parte, la creencia que los problemas de la sociedad son responsabilidad del gobierno y de la iglesia, ha prevalecido por mucho tiempo en la percepción de la sociedad. A esto debemos agregar el hecho de que los gobiernos tienden, muchas veces más, a la búsqueda del control de las organizaciones de la sociedad civil que a la promoción de la responsabilidad y la participación ciudadana. A veces los gobiernos tienen un impacto negativo en la ética y la procuración de fondos profesional. Esperan ser protagonistas del trabajo del sector, a través de “donativos” a las organizaciones.
La creación y promoción de una cultura de la responsabilidad está en su primera fase en la región y no todos los países marchan al mismo ritmo. La actividad filantrópica es vista como una acción poco profesional y no se percibe en la sociedad la existencia de especialistas en la materia.

Corrupción y Transparencia
La falta de rendición de cuentas en los niveles gubernamentales se refleja en el campo de las organizaciones sociales, pero por motivos diferentes.
La causa de esto en la organizaciones sociales esta más centrada en la falta de formación y el desarrollo de una cultura de la mayordomía (stewarship) al interior de las organizaciones. Una de las principales consecuencias es la falta de confianza a la que debe enfrentarse tanto el fundraiser como las organizaciones en general. No hay establecidos estándares de transparencia para que las organizaciones sociales generen confianza en los donantes potenciales.

Responsabilidad Social Empresarial
Los empresarios todavía no han desarrollado una cultura de la Responsabilidad Social Empresaria que se refleje con claridad en su participación dentro de organizaciones sociales. En general, sólo algunas grandes marcas que se involucran con grandes organizaciones.

2. El desafío de las organizaciones (el entorno organizacional)
La Cultura Organizacional
Muchos de los “síntomas” que padece el fundraiser están vinculados a la falta de una cultura organizacional en donde roles y responsabilidad se integren a la visión de la organización misma.

Veremos a continuación una enumeración de estos síntomas:
• Falta liderazgo y compromiso en los consejos de las organizaciones. Sus consejeros no dan y tampoco piden donativos. Como parte de este mismo problema, las organizaciones conciben la procuración de fondos como actividad de una sola persona. No lo ven como una función que compete a todos sus miembros.
• Bajo nivel profesional y mala gestión de las ONG's y por ende de la gestión de fundraising. Se hace planeación a corto plazo y no se ha desarrollado una cultura de invertir en la actividad de procuración de fondos.
• Falta de medición en la efectividad de las organizaciones. Benchmarks para actividades de Fundraising, por ejemplo de correo directo, difundiendo dicha información. Un rol de coordinación por parte de AFP, sería lógico y esperable, pudiendo tener un impacto importante.
Algunas de las causas de estos “síntomas” están en la poca inversión (tiempo, dinero y capacidades) en el desarrollo de los profesionales y voluntarios.
Resulta muy importante crear una visión compartida dentro de las organizaciones en cuanto a la labor de consejeros y profesionales en la recaudación de fondos. Asimismo, desarrollar programas de capacitación al interior de las organizaciones que fortalezcan esta visión

La Ética
El tema de “la ética” ha sido otro de los grandes acuerdos de todos los grupos. Las acciones no éticas de otros afectan a todo el sector. Ser proactivos con campañas de concientización sobre la ética en el sector podría ser efectivo para reducir esta amenaza. Se ha expresado la importancia de pasar de la reflexión a una acción más directa: “convertirnos en perros guardianes de la Ética y la Transparencia”. Se propone que la AFP cree un foro de discusión permanente sobre este tema.

Networking, asociatividad y flujo de información
Es necesario “empezar a trabajar y a funcionar más como sector”. Desarrollar un “networking de fundraisers” (sharing skills).
Basado en la maravillosa experiencia que existe en América Latina en el desarrollo de redes (redes para niñez, 3era edad, etc.), ampliar las capacidades de las organizaciones para establecer mecanismos de asociación que favorezcan la labor del fundraiser. Trabajar en objetivos comunes, con estrategias comunes.
Las organizaciones deberían adoptar una cultural organizacional más colaborativa, por ejemplo cuando hay organizaciones con necesidades similares se podrían compartir oficinas o recursos humanos para que haya un intercambio de experiencias y una reducción de gastos administrativos.

3. El desafío del fundraiser como profesional (el entorno personal)
Identidad Profesional
La pregunta sobre ¿Qué es el fundraiser: un técnico, un simple empleado o un profesional? esta vigente en la región. Los sueldos bajos, generan profesionales de bajo nivel que cambian de trabajo con frecuencia. Deberían existir incentivos no económicos (como capacitación) y bonos por resultados que estimulen el acercamiento y retención de aquellos con mayores capacidades.
Frente al problema de la poca profesionalización del oficio, gente con poca experiencia y educación en recaudación se ocupa de realizar la tarea creando confusión o distorsión en el oficio. Una solución sería la creación de Diplomados, no costosos, que conduzcan a una Certificación y que definan un parámetro de calidad en la profesión. AFP debería dar respuesta a este problema.
Un Congreso de Fundraising, con expertos latinos hace 20 años era imposible de pensar. El desarrollo logrado en América Latina en los últimos años permite que esto suceda, por lo que es importante valorar los espacios y asistir a ellos como parte esencial del crecimiento del campo profesional.

Formación y Desarrollo
Sin embargo, resulta muy importante también que logremos sistematizar y recuperar las experiencias, documentarlas y desarrollar metodologías. Sólo de esta manera podremos acumular y transmitir nuestros conocimientos y aprovechar los de otros. Todos juntos podremos ayudarnos y ayudar a nuestra “nueva” profesión.
Por otro lado, existe un gran campo para los fundraiser pues el sector está en constante crecimiento y sus necesidades son cada vez mayores; en calidad y en cantidad.
Uno más de los obstáculos es la falta de proveedores de servicios calificados para los fines de la profesión. A fin de encontrar una solución se propone organizarse, a través de la Asociación Profesional, para convocar a profesionales internacionales o locales, mediante proyectos en grupo que justifiquen una iniciativa comercial. El mercado filantrópico latino es poco explorado por los proveedores de servicio de fundraising. Materiales y software contextualizado y disponible en los idiomas de la región, español y portugués.

En síntesis ...
Es interesante resaltar las grandes coincidencias que se establecieron en un grupo de profesionales de los más diversos campos de procedencia (salud, educación, lucha contra la pobreza, cultura, etc.) y de países como: Guatemala, Argentina, Uruguay, Brasil, Costa Rica, Colombia, Chile, Bolivia, Ecuador, México, Venezuela, etc.

Los ejes conceptuales que fueron:
1. Marco Regulatorio/Legislación
2. Profesionalización (ética, capacitación y certificación)
3. Networking, capacidad asociativa y flujo de la información
4. Cambio cultural: al interior y al exterior de las instituciones

Esperemos en los próximos años poder comenzar a vislumbrar las transformaciones que hemos logrado en beneficio de esta gran sociedad que es América Latina.
Los desafíos son grandes para que el Fundraiser pueda asumir su rol en las organizaciones de la sociedad civil. Este workshop ha identificado cuarto ejes conceptuales que deberán tomarse en cuenta e incorporase en los años porvenir.

- - - " Este es un artículo que me envió Brad (Henderson) el Gerente de AFP para America Latina (escrito en conjunto por Daniel Yoffe) y a quién conozco desde cuando estuvo en Chile trabajando para Habitat para la Humanidad como Coordinador de Recaudación de Fondos para la región y fue uno de los fundadores de la Asociación Chilena de Fundraising.
Fuente: Fundraising.blogspirit.com