El Mate: Infusión Nacional  - El Vino: Bebida Nacional

Editorial, 8 de Julio de 2013.

El Senado ha aprobado por unanimidad, el proyecto de ley que define al mate, la infusión nacional argentina.
Textualmente lo define como "la infusión preparada en base al alimento de yerba mate, que colocada en un recipiente y mojada con agua caliente, es bebida mediante una bombilla". Y señala que "en eventos y actividades culturales, sociales o deportivas de carácter oficial, debe preverse la presencia de la expresión y logotipo de 'Mate Infusión Nacional', y la promoción de dicha bebida y sus tradiciones".

Según este grato mandato, volveremos a los "mates en rueda" que acostumbramos en los talleres desde 2008, pero ahora vamos a formalizar como Mateadas GSP a los espacios de trabajo de la Gestión Socio-Productiva en el resto del año.

 

Pero, no se trata de algo causal en el calendario, sino de una precisa aplicación práctica. ¿Por qué?
* En primer lugar, porque este tipo de Gestión agrega valor a la tradicionalmente definida como "acción y consecuencia de gobernar, disponer, dirigir, ordenar u organizar una determinada situación o proyecto". Sustenta una posibilidad cierta de herramienta de transformación; conjuga la toma de decisión personal o institucional, en las formas de autogestión o asociada, y encuadra los aspectos Sociales y Productivos en el desarrollo endógeno y las redes productivas.
* En segundo término, porque toda la propuesta implica cuestiones de:
fortalecimiento de la sociedad y su economía de adentro hacia afuera; elementos de desarrollo local que den equiparación económica a aspectos con valor moral, cultural, social, político y tecnológico; alternativas solidarias en las ganancias de conjunto sobre las de un individuo o grupo privilegiado; de cadenas productivas que apuntan a mitigar las problemáticas y los riesgos actuales que afectan a las personas y el hábitat (biodiversidad y a todos los ecosistemas).
* Por último, hemos elegido publicar el Programa GSP en esta fecha, con la intención de evocar la Independencia y de trascender lo simbólico en los signos de Identidad que aplicamos en lo cotidiano y el mate, lo representa.

 

Retomando la actuación legislativa, en la misma sesión y también unánimemente, se aprobó el vino como bebida nacional. Este caso es distinto.  Ya se había hecho esta declaración, en 2010, pero hasta ahora, no había tenido una ley que lo respaldara.

La norma establece que el logotipo "Vino Argentino" figure en las etiquetas de las botellas de producción local, para ayudar a la promoción de este producto en el resto del mundo.

En cifras: se consumen 29 litros de vino per capita anualmente; hay 948 bodegas elaboradoras; Argentina es el quinto productor mundial, detrás de Italia, Francia, España y Estados Unidos y es el undécimo exportador en el mundo, según datos del Instituto Nacional Vitivinícola (INV).

Esta nueva ley, da un paso más hacia la declaración del vino como alimento –y no bebida-.
En este punto, tenemos nuestras reservas.  Nos queda pendiente fundamentar las objeciones, como solemos hacer ante las estimaciones interdisciplinarias que estamos vinculando en las Políticas Alimentarias.

Lo cierto es que ambos valen para desearle "al gran pueblo argentino ¡Salud!".

Equipo de Código R

 

 El MATE  Su lenguaje  No es una bebida, sino una costumbre  Costumbre Regional

 

Sobre la Ley - 
La ley que define al mate la infusión nacional cifra expectativas de “otra herramienta de progreso, de difusión y de fortalecimiento de las economías regionales”. 
La resolución se basa en que el mate se consume en el 92% de los hogares del país, es una de las costumbres con mayor arraigo popular, y es una economía regional que impulsa el desarrollo del noreste argentino.     

Nutrición y Consumo

 1. Información Nutricional

   2. Informe “Diario de Consumo” - Relevamiento de Consultora

El contexto
Argentina es el principal productor mundial de yerba mate. En particular, la producción se concentra en las provincias de Misiones y Corrientes abarcando 200 mil hectáreas con las cuales se abastece el consumo local y otras plazas. 

La actividad yerbatera totaliza alrededor de 18.000 productores yerbateros, 230 secaderos y 130 molinos elaboradores.
La ruta de la Yerba Mate reúne a unas 200 empresas. En 2013 se produjeron 240.000 toneladas de yerba mate.
Se busca conquistar los mercados de Europa, Norteamérica y Oriente, como lo ha hecho ya el vino.

Un dato final: Argentina ocupa el segundo puesto en el consumo per cápita, superado por Uruguay, donde se consumen alrededor de 119 litros de mate por persona al año, frente a los 100 litros que toman los argentinos.


 

 

El Mate: Información Nutricional. Por Federico Ferrero

Energía verde - La yerba mate, con el que se elabora la tradicional bebida argentino/uruguaya, "el mate", no es solo un "pasatiempo social" de muchos sudamericanos, sino que además aporta una serie de beneficios nutricionales al organismo de los que lo consumen, sin traer ningún tipo de adicción o efectos secundarios perjudiciales para la salud, sino todo lo contrario.  La yerba mate tomada de forma tradicional, aporta las siguientes cantidades de energía y nutrientes en promedio para 1 porción*:

Valor Energético: 30,56 Kcal, Proteínas: 1,47 gr., Lípidos o Grasas total: 0 gr., Hidratos de Carbono: 6,17 gr., Fibra dietética total: 0 gr., Sodio: 60,9 mgr., Potasio: 547,5 mgr., Hierro: 1,8 mgr., Magnesio: 185,25 mgr., Tiamina o Vitamina B1: 0,205 mgr., Riboflavina o Vitamina B12: 0,39 mgr., Acido Pantoténico: 3,25 mgr. (54,2% de la DDR).

Mientras que los valores nutricionales promedio para 100 gramos son:
Valor Energético: 61,12 Kcal, Proteínas: 2,94 gr., Lípidos o Grasas total: 0 gr., Hidratos de Carbono: 12,34 gr.. Fibra dietética total: 0 gr.. Sodio: 121,8 mgr., Potasio: 1095 mgr. (el 27,3% de la DDR**), Hierro: 3,6 mgr. (el 12,8% de la DDR), Magnesio: 370,5 mgr. (61,8% de la DDR), Tiamina o Vitamina B1: 0,41 mgr. (14,6% de la DDR), Riboflavina o Vitamina B12: 0,78 mgr. (24,4% de la DDR), Acido Pantoténico: 6,5 mgr. (54,2% de la DDR).

Normalmente, se considera una "porción" a 50 gramos de yerba mate (14 cucharaditas aproximadamente) en 1/2 litro de agua. O sea, que un paquete normal de Yerba Mate (de 500 gramos) contiene 10 porciones.
** Las siglas "DDR" son de "Dósis Diária Recomendada", en este caso según el MERCOSUR.
Fuente: Andinia.com


Preferencias - Relevamiento de la Consultora Kantar Worldpanel.

En el campeonato nacional de las bebidas, el mate gana por goleada.
Un relevamiento realizado en mayores de 12 años indica que uno de cada dos argentinos desayuna con mate. La segunda opción, el café con leche, es elegido por uno de cada tres. El consumo creció un 14,5% respecto a 2012.

El análisis de las tendencias de consumo suele arrojar mucha información sobre algunos comportamientos sociales. Y como se sabe que no se puede vivir sin beber –agua o alguna otra cosa– el análisis del consumo de bebidas es una buena radiografía de la sociedad en su conjunto. En el caso de las bebidas e infusiones, los estudios demuestran que los argentinos bebemos un poco menos de agua que los brasileños y mexicanos. Pero, claro, tomamos mucho mate.
Por ejemplo, el informe “Diario de Consumo” que realiza la consultora Kantar Worldpanel en base a un análisis de miles de ocasiones de consumo de individuos mayores de 12 años sostiene que casi la mitad de los consumidores argentinos toma mate por la mañana. "Uno de cada dos argentinos desayuna con mate, superando ampliamente a la segunda opción preferida: el café con leche, que es elegida por uno de cada tres", le explicó a Tiempo Argentino Fernando Comendeiro, ejecutivo de la consultora.

LA YERBA Y TODO LO DEMÁS TAMBIÉN. Más allá de la intuición, que da por sentado que el mate es la bebida más popular, la contundencia de las cifras es apabullante: Según el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) entre enero y marzo el consumo de yerba mate creció un 14,5% respecto de 2012. Los números dicen que se vendieron 63 millones de kilos, es decir, 8 millones de kilos de yerba mate más que en el mismo período del año pasado. Según el organismo oficial este indicador es la variable más cercana al comportamiento de la yerba mate en góndola, "ya que incluye tanto el volumen que se envía a los centros de distribución de las firmas yerbateras como las compras efectuadas por los mayoristas, hipermercados y supermercados".
En cuanto a los formatos, los envases de medio kilo conforman la preferencia de los consumidores. Los datos provenientes de las declaraciones juradas que recolecta el INYM indican que durante el mes de abril de 2013 los paquetes de medio kilo representaron el 58% de las salidas de molinos al mercado interno. Con el 35% se ubicaron los paquetes de un kilo, con el 2% los envases de dos kilos, y con el 1% los de cuarto kilo. "El consumo de yerba mate es constante durante la semana, mientras que otras bebidas no. Por ejemplo, el consumo de gaseosa es más importante durante el fin de semana", dijo Comendeiro. La pasión de los argentinos por el mate llega, según Comendeiro, a niveles llamativos: "Durante el año pasado hubo faltantes en las góndolas y un aumento de precios importante, incluso superior al de otras bebidas; pero su consumo está tan arraigado en nuestra costumbre, que no perdió adeptos y su volumen de venta no disminuyó. No muchos productos tienen esa aceptación."

OTRAS BEBIDAS. Del estudio "Diario de Consumo" participaron 500 personas representativas de la población a nivel nacional. En la muestra se registró, durante una semana, toda la información sobre las bebidas que consume dentro y fuera del hogar. Esta metodología permitió rastrear, por ejemplo que más de la mitad de los consumidores (el 55%) toma jugos en polvo y que el lugar elegido para beberlos es el hogar. "Esto seguramente se debe a la preparación que necesita este tipo de bebidas, con un perfil joven y familiar", dice el texto.
En cuanto a las bebidas colas regulares, el estudio dice que son consumidas mayoritariamente por los niveles sociales más bajos y que en gran parte de las ocasiones las toman en compañía de familiares, amigos o con la pareja.
En relación a las aguas saborizadas, tienen un mayor consumo individual en contraposición a las gaseosas –en las que es más familiar. En lo que respecta a los motivos que señalan sus consumidores para elegirlas, las sin gas ganan "porque quitan la sed", pero cuando se busca algo sabroso se opta por las saborizadas con gas.

Fuente: Infonews.com - Publicación: 29.06.2013

El Lenguaje del Mate, por Lucía Ruiz

Así como los orientales realizan prácticas adivinatorias mediante la lectura de las hebras de té, o los turcos en la borra del café, los aborígenes del litoral también descifraban futuros y hechizos leyendo el mensaje en la yerba mate a la que adjudicaban carácter divino.

En los tiempos del gaucho, las costumbres de entonces hacían muy difícil las relaciones entre los hombres y las mujeres. Por esta razón el interés de la moza hacia su pretendiente no tenía otro cause de expresión más directa que la insinuación a través de los mates compartidos, a los que la mano femenina les podía dar un toque distinto

Mate amargo: se acabaron las ilusiones.
Mate dulce: amistad.
Mate muy dulce: hablá con mis padres.
Mate con canela: me estás interesando.
Mate con café: estuve enojada pero te perdono.
Mate con leche: amistad respetuosa, estima.
Mate con melaza: me preocupa verte triste.
Mate con miel: casamiento.
Mate con cedrón: acepto.
Mate con limón: prefiero no verte.
Mate con te: indiferencia.
Mate con azúcar quemada: simpatía, estoy pensando en vos.
Mate con cáscara de naranja: vení a buscarme, quiero que vuelvas.
Mate con ombú: tu visita es indeseable.
Mate con toronjil: disgusto.
Mate muy caliente: yo también estoy ardiendo de amor.
Mate frío: desprecio.
Mate hirviendo: odio.
Mate tapado: buscate otra.
Mate espumoso: te amo demasiado.
Mate lavado: andate a tomar a otro lugar.
Mate largo: visita poco grata.
Mate corto: quiero verte más seguido.
Mate encimado: mala gana.
Disfruten de un buen mate!!! y como dicen algunos: "Tomá mate y avivate!"

Fuente: Argentinoenusa.com

 

 

El Mate no es una Bebida, Por Marcelo Carrica

Bueno, sí. Es un líquido y entra por la boca. Pero no es una bebida.
En este país nadie toma mate porque tenga sed. Es más bien una costumbre, como rascarse.
El mate provoca exactamente lo contrario que la televisión: te hace conversar si estás con alguien y te hace pensar cuando estás solo.
Cuando llega alguien a tu casa, la primera frase es "hola" y la segunda "¿unos mates?".
Esto pasa en todos los hogares, ya sean ricos o pobres.

Pasa entre mujeres charlatanas y chismosas, y pasa entre hombres serios o inmaduros.
Pasa entre los viejos de un geriátrico y entre los adolescentes mientras estudian o se drogan.

Es lo único que comparten los padres y los hijos sin discutir ni echarse en cara.
Peronistas y radicales ceban mate sin preguntar.
En verano y en invierno.
Es lo único en lo que nos parecemos las víctimas y los verdugos; los buenos y los malos.
Cuando tenés un hijo, le empezás a dar mate cuando te pide.
Se lo das tibiecito, con mucha azúcar, y se sienten grandes.
Sentís un orgullo enorme cuando un esquenuncito de tu sangre empieza a chupar mate.

Se te sale el corazón del cuerpo. Después ellos, con los años, elegirán si tomarlo amargo, dulce, muy caliente, tereré, con cáscara de naranja, con yuyos, con un chorrito de limón...
Cuando conocés a alguien, lo invitás a compartir unos mates. La gente pregunta, cuando no hay confianza: "¿dulce o amargo?". El otro responde: "como tomes vos".

Los teclados de Argentina tienen las letras llenas de yerba. La yerba es lo único que hay siempre, en todas las casas. Siempre. Con inflación, con hambre, con militares, con democracia, con cualquiera de nuestras pestes y maldiciones eternas.

Y si un día no hay yerba, un vecino tiene y te da. La yerba no se le niega a nadie. Éste es el único país del mundo en donde la decisión de dejar de ser un chico y empezar a ser un hombre ocurre un día en particular. Nada de pantalones largos, circuncisión, universidad o vivir lejos de los padres.

Acá empezamos a ser grandes el día que tenemos la necesidad de tomar por primera vez unos mates, solos. No es casualidad. No es porque sí. El día que un chico pone la pava al fuego y toma su primer mate sin que haya nadie en casa, en ese minuto, es que ha descubierto que tiene alma. O está muerto de miedo, o está muerto de amor, o algo: pero no es un día cualquiera.

Ninguno de nosotros nos acordamos del día en que tomamos por primera vez unos mates solos. Pero debe haber sido un día importante para cada uno.
Por adentro hay revoluciones. El sencillo mate es nada más y nada menos que una demostración de valores...

Es la solidaridad de bancar esos mates lavados porque la charla es buena.
La charla, no el mate.
Es el respeto por los tiempos para hablar y escuchar, vos hablás mientras el otro toma y viceversa.

Es la sinceridad para decir: "¡basta, cambiá la yerba!".
Es el compañerismo hecho momento.
Es la sensibilidad al agua hirviendo. Es el cariño para preguntar, estúpidamente, "¿está caliente, no?".
Es la modestia de quien ceba el mejor mate.
Es la generosidad de dar hasta el final.
Es la hospitalidad de la invitación.
Es la justicia de uno por uno.
Es la obligación de decir "gracias", al menos una vez al día.
Es la actitud ética, franca y leal de encontrarse sin mayores pretensiones que compartir.

Ahora vos sabés: un mate no es sólo un mate...

Fuente: Argentinoenusa.com