sección en construcción - Estamos preparando el contenido para dedicar el mes de marzo a la mujer ...
Por qué es el SUJETO SOCIAL con mayor incidencia en su comunidad.
Qué la caracteriza como LIDER del CONSUMO CONSCIENTE y el ACTIVO SOCIOPRODUCTIVO de la Agenda 2030.
- - - - - - - - - -
Cómo impactan los Objetivos de Desarrollo Sostenible en la ciudad y en el campo.
Cómo pueden colaborar ELLOS en el equilibrio de las cargas naturales y culturales que pesan sobre la mujer.
Cómo evaluar los efectos en el hogar, en la escuela, en la comunidad ...
Qué incidencia podemos estimar en los roles de: padres, educadores, parejas, empleadores,
legisladores, comunicadores ...


adhesiones y agenda
de los eventos que realizaremos durante el mes
en  breve


Enfoque preventivo desde la Niña Adolescente - Alerta Pubertad

 

Diagnóstico y avances en cada país:

Por qué el Enfoque de Género atraviesa la Agenda del G20 de Argentina 2018.
- - - - - - -
Qué caracteriza las Políticas de Cuidado de Uruguay
- - - - - - -
Cuáles son las lecciones aprendidas en la Seguridad de la Mujer, en el Proceso de Paz de Colombia
- - - - - - -
Qué articulaciones son más adecuadas para trascender las buenas intenciones y adaptar las herramientas para el largo plazo.
- - - - - - -
Cómo decidir las alianzas más eficientes ...

 P r o p u e s t a s        G l o b a l e s

 

mensaje
2018
de ONU

Coalición EPIC para promover la igualdad salarial entre mujeres y hombres en LAC ...
El lanzamiento fue en Panamá, el 29 de enero.

N u e s t r a      I n t e r v e n c i ó n ...

Qué comprende

Economía del Cuidado
- - - - - - -
Enfoque de Género: por qué debe ser transversal
Dra. Ángela Díaz,
UNAB
- - - - - - -
Mujer y Seguridad



- - - - - - -

2a. etapa de la campaña - 8/3 al 12/12 de 2018
  

Glosario - Igualdad de Género, Equidad de Género, Democracia de Género, Brecha de Género.
Empoderamiento. Necesidades prácticas. Intereses o Necesidades Estratégicas, Dra. Ángela Díaz, UNAB

R e c u r s o s    de la 1a etapa de la campaña "Mujer visión 2030"

                            

     

Este 8 de marzo, se suma a un movimiento mundial sin precedentes por los derechos, la igualdad y la justicia de las mujeres. El acoso sexual, la violencia y la discriminación contra las mujeres han acaparado los titulares y el discurso público, con una creciente determinación a favor del cambio.
Personas de todo el mundo se están movilizando por un futuro que sea más igualitario. Esta acción se ha manifestado en forma de marchas y campañas mundiales, incluido el movimiento #MeToo en los Estados Unidos de América y sus reflejos en otros países, como protesta contra el acoso sexual y la violencia, por ejemplo: #YoTambién en México, España y América Latina, entre otros lugares, #QuellaVoltaChe en Italia, #BalanceTonPorc en Francia y #Ana_kaman en los Estados Árabes; “Ni Una Menos”, una campaña contra el feminicidio que surgió en Argentina; y tantas otras iniciativas, abordando cuestiones que incluyen desde la igualdad salarial hasta la representación política de las mujeres.

El Día Internacional de la Mujer 2018 es una oportunidad para transformar este impulso en medidas para empoderar a las mujeres de todos los entornos, rurales y urbanos, y reconocer a las personas activistas que trabajan sin descanso para reivindicar los derechos de las mujeres y conseguir que estas desarrollen su pleno potencial.
Haciéndose eco del tema prioritario del próximo 62º periodo de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer, el Día Internacional de la Mujer también presta atención a los derechos y el activismo de las mujeres rurales, que constituyen más de una cuarta parte de la población mundial y la mayoría del 43 por ciento de las mujeres de la fuerza laboral agrícola mundial.
Estas mujeres cultivan las tierras y plantan semillas para alimentar a las naciones, garantizan la seguridad alimentaria de sus comunidades y generan resiliencia ante el clima. Sin embargo, en prácticamente todas las medidas de desarrollo, las mujeres rurales quedan rezagadas frente a los hombres rurales o las mujeres urbanas, como consecuencia de las desigualdades de género y la discriminación profundamente arraigadas. Por ejemplo, menos del 20 por ciento de las personas de todo el mundo que poseen tierras son mujeres, y pese a que la diferencia mundial de salario entre mujeres y hombres se sitúa en el 23 por ciento, en las zonas rurales puede llegar hasta el 40 por ciento. Por otro lado, carecen de infraestructuras y servicios, trabajo decente y protección social, y se encuentran en una situación más vulnerable ante los efectos del cambio climático.
Para materializar la promesa de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de no dejar a nadie atrás es preciso actuar con urgencia en las zonas rurales para garantizar un nivel de vida adecuado, una vida sin violencia ni prácticas nocivas para las mujeres rurales, así como su acceso a la tierra y a los bienes productivos, la seguridad alimentaria y la nutrición, el trabajo decente, la educación y la salud, lo que incluye la salud sexual y reproductiva y sus derechos conexos.

Las mujeres rurales y sus organizaciones representan un potencial enorme, y actualmente están movilizándose para reclamar sus derechos y mejorar sus medios de vida y su bienestar. Utilizan métodos agrícolas innovadores, crean negocios exitosos y adquieren nuevas habilidades, luchan por sus derechos legales y se presentan como candidatas políticas. Recientemente, en un momento en que centenares de valientes mujeres de la industria cinematográfica, del teatro y las artes en los Estados Unidos de América han empezado a alzar la voz contra el acoso y las agresiones sexuales por parte de poderosos hombres del sector, éstas han encontrado un poderoso aliado en la Alianza Nacional de Campesinas, una organización nacional de campesinas que conoce bien el abuso de poder.
El 8 de marzo, únase a las activistas de todo el mundo y a ONU Mujeres para aprovechar la oportunidad, celebrar los logros, tomar medidas y transformar las vidas de las mujeres en todo el mundo. AHORA es el momento.
sic Fuente: ONU Mujeres


Políticas de Cuidado en América Latina: Forjando la Igualdad,

El cuidado es un bien público esencial para el funcionamiento de las sociedades, un derecho fundamental y una necesidad en diversos momentos del ciclo de vida. En América Latina, la forma en que es provisto origina desigualdades profundas. Estas se expresan en una organización social que asigna a las mujeres el trabajo de cuidado remunerado y no remunerado, con frecuencia, a expensas de su bienestar, oportunidades laborales y protección social, bajo la ausencia de respuestas públicas suficientes y adecuadas para quienes requieren de cuidado y sus cuidadoras, y una oferta de mercado sumamente segmentada.
En años recientes, se observa una inflexión en este panorama y las políticas de cuidado comienzan a figurar de manera más explícita en una normativa internacional y regional en construcción, y se constata una institucionalidad naciente. En este documento se plantean tres aspectos centrales para el debate regional sobre estas políticas. En primer lugar, las políticas de cuidado deben articularse a los sistemas de protección social en expansión en los países. En segundo lugar, estas políticas públicas deben responder a un enfoque de igualdad de género con un diseño que articule una oferta para personas que requieren cuidados y los proveen y que promueva cambios en la división sexual del trabajo vigente y mayor corresponsabilidad. En tercer lugar, debido a su naturaleza multidimensional, es necesario avanzar en respuestas integradas y no fragmentadas y sectoriales frente a los derechos que se busca garantizar. Para ello los Mecanismos para el Adelanto de la Mujer deben participar activamente en su institucionalidad.

ÍNDICE - Resumen .-- Introducción .-- I. El cuidado como bien público: implicancias para un análisis de políticas .
II. La institucionalidad de las políticas de cuidado en América Latina .-- III. Reflexiones finales.
ver - Fuente: CEPAL, Septiembre 2016  - economiacuidado  pdf  

La Estrategia de Montevideo para la Implementación de la Agenda Regional de Género en el marco del Desarrollo Sostenible hacia 2030 fue aprobada por los Estados miembros de la CEPAL en la XIII Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe (2016). Tiene por objeto guiar la implementación y asegurar que se emplee como hoja de ruta con vistas a alcanzar la Agenda 2030 desde la perspectiva de la igualdad de género, la autonomía y los derechos humanos de las mujeres.
En la región se identifican cuatro nudos estructurales que es necesario enfrentar: la desigualdad socioeconómica y la pobreza; los patrones culturales patriarcales, discriminatorios y violentos y la cultura del privilegio; la división sexual del trabajo y la injusta organización social del cuidado, y la concentración del poder y las relaciones de jerarquía en el ámbito público. Para superar estos nudos, se establecen 74 medidas en 10 ejes de implementación: 1. Marco normativo, 2. Institucionalidad, 3. Participación, 4. Construcción y fortalecimiento de capacidades, 5. Financiamiento, 6. Comunicación, 7. Tecnología, 8. Cooperación, 9. Sistemas de información y 10. Monitoreo, evaluación y rendición de cuentas.

ÍNDICE - Introducción .- A. La Agenda Regional de Género y su sinergia con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible .
B. Estrategia de Montevideo: una apuesta política para alcanzar la igualdad de género en la región de aquí a 2030 .
C. Estrategia de Montevideo: ejes para la implementación de la Agenda Regional de Género en el marco del desarrollo sostenible hacia 2030 .-- D. Seguimiento de la Estrategia de Montevideo en el horizonte 2030.
Acceso al documento online desde la imagen - sic Fuente: CEPAL

Lanzan en Panamá coalición EPIC para promover igualdad salarial entre mujeres y hombres en América Latina y el Caribe.
- La brecha salarial en la región es del 15 por ciento: OIT.
- La coalición EPIC, una iniciativa liderada por OIT, ONU Mujeres y OCDE, busca movilizar a diferentes actores para alcanzar la igualdad en el año 2030.
- El acto de lanzamiento estuvo encabezado por el Presidente de Panamá, Juan Carlos Varela.

La Coalición Internacional sobre Igualdad de Remuneración (EPIC, por sus siglas en inglés) fue lanzada en América Latina y el Caribe, con el objeto de movilizar a múltiples actores en los diferentes países para reducir la brecha salarial entre mujeres y hombres, que ronda 15 por ciento en esta región de acuerdo con datos difundidos en el acto de presentación en la capital de Panamá.

“Corresponde a esta Coalición la tarea de articular políticas, promover y adoptar medidas y acciones concretas para aumentar la participación de la mujer en el mercado laboral”, señaló Juan Carlos Varela, Presidente de Panamá, durante el acto de lanzamiento realizado en al Ministerio de Relaciones Exteriores, en la Ciudad de Panamá.
“Debemos garantizar mediante diferentes mecanismos, incluyendo instrumentos legales, las medidas que aseguren que los hombres y mujeres tengan un salario igual”, completó
La EPIC, impulsada por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), ONU Mujeres y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), fue lanzada a nivel global en septiembre de 2017 en marco de la Asamblea General de la ONU.
Desde su lanzamiento, EPIC busca integrar a múltiples actores públicos y privados con el propósito de contribuir a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y en particular a la Meta 8.5 de alcanzar la igualdad de remuneración entre mujeres y hombres por trabajo de igual valor para 2030.

Durante el evento, la Vicepresidenta y Canciller de Panamá, Isabel de Saint Malo, fue nombrada “Champion” de la plataforma de liderazgos de EPIC, con lo que representa a América Latina y el Caribe. “Con orgullo, Panamá se convierte en el primer país de la región en adherirse a la Coalición de Igualdad Salarial, y el segundo en el mundo en lanzarlo. Por nuestra participación activa en la Agenda 2030, recibo la honrosa distinción de ser la ‘Champion’ regional en la materia”, expresó la Vicepresidenta.
Luiza Carvalho, Directora Regional de ONU Mujeres para las Américas y el Caribe, celebró el lanzamiento de EPIC en la región, pues consideró que “las alianzas entre múltiples sectores, como organismos internacionales, Gobiernos, sector público y privado, son claves para cerrar la brecha salarial, lo que tendrá un impacto directo en el desarrollo de la región”.
“Colaborar con EPIC es parte integral de nuestra misión“, aseguró Roberto Martínez Yllescas, Director del Centro de la OCDE en México para América Latina durante el acto de lanzamiento, y agregó que “la OCDE también hace un llamado para alcanzar estas metas trabajando con todos los actores relevantes, incluido el sector privado, las agencias gubernamentales, los sindicatos, las cámaras del sector patronal, así como las organizaciones de la sociedad civil”.
El Director de OIT para América Latina y el Caribe, José Manuel Salazar, destacó que “a pesar de los esfuerzos realizados durante todos estos años la brecha salarial persiste en la región”. Entre 2005 y 2015 la diferencia se redujo en 6 puntos hasta 15 por ciento, añadió, un nivel que “no nos permite garantizar que nadie se quede atrás” en el camino al desarrollo.
El lanzamiento de EPIC busca involucrar en las estrategias y acciones destinadas a promover la igualdad salarial a entidades gubernamentales -como ministerios responsables del trabajo y el empleo, ministerios responsables de género y oficinas nacionales de estadística-, organizaciones nacionales e internacionales de empleadores y de trabajadores, organizaciones regionales, agencias relevantes de la ONU, socios de desarrollo, sector privado, organizaciones de la sociedad civil y academia, a cerrar la brecha salarial entre hombres y mujeres a nivel global.
Las organizaciones que promueven EPIC están impulsando los lanzamientos regionales de la coalición. Esta misma semana, el 1 de febrero, está prevista la presentación en Asia Pacífico.
El lanzamiento realizado este lunes en conjunto con el Gobierno de Panamá será seguido de una Conferencia Regional sobre Igualdad salarial entre hombres y mujeres para economías más prósperas e inclusivas, que será inaugurado el martes 30 de enero, y al día siguiente será concluido con un foro nacional sobre este mismo tema.
Los datos del último informe Panorama Laboral de OIT, que contiene un análisis sobre los salarios en el período 2005-2015, destacan que entre los trabajadores asalariados en América Latina, la brecha salarial por mes se redujo de alrededor del 20% al 15% entre 2005 y 2015. Esta misma tendencia se replica en las tres subregiones, aunque las reducciones más altas se dieron en Centroamérica y México (6 puntos porcentuales), seguido de Cono Sur (5,8 puntos) y países andinos (4,5 puntos). El informe atribuye esto a factores como cambios en la composición del empleo de las mujeres y aumentos de salarios mayores para mujeres que para hombres en el periodo analizado
. La coalición EPIC busca contribuir a la consecución de la Meta 8.5 de los ODS en la cual se plantea
    sic. Fuente: ONU Mujeres LAC        

Desde las Intenciones a las Herramientas ...
Procuramos operar con la impronta local y articular los cambios acorde al contexto mundial.

La "visión 2030" impone un enfoque preventivo sobre los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, y nos interpela ser eficientes para lograrlos en los próximos 12 años. Si bien nos proponemos instrumentar las metas del ODS Nº 5 -Igualdad de Género- queremos consensuar la interpretación ecosistémica y compleja sobre el tema, que tratan los 12 ODS (de los 17).

Aplicándola en la campaña, adherimos al Día de la Mujer 2017, con la idea de aunar a entidades dedicadas a la mujer de Argentina y Uruguay para tender, desde el Río de la Plata, un puente hacia la región. También, con el plan de recopilar las acciones y recursos que encontráramos hasta el Día de la Mujer Emprendedora.

      Los 6 desafíos iniciales:

  • Atender la Igualdad de Género -del ODS 5- y articular la visión compleja y ecosistémica de los otros 12 ODS (de 17 totales) que enfocan el tema.

  • Evaluar las prioridades  en las 169 metas que fijan las directrices de la acción mundial de los próximos años.

  • Contribuir con el empoderamiento económico de las mujeres, por los efectos multiplicadores en la familia, comunidad, país, planeta ...

  • Facilitar el enfoque preventivo desde la pubertad que investigamos desde 2013 al innovar el concepto ENAS
    -Efecto Niña Adolescente Sustentable-.

  • Elaborar las demandas de la naturaleza con derivados de dignidad y autoestima ...

Recursos compilados en 2016 (más de 50: guías, libros y artículos).
 

De qué hablamos, al hablar de ...

La IGUALDAD DE GÉNERO, parte del postulado de que todos los seres humanos, tanto hombres como mujeres, tenemos la libertad para desarrollar nuestras habilidades personales y para hacer elecciones sin estar limitad*s por estereotipos, roles de género rígidos, o prejuicios. La igualdad de género implica que se han considerado los comportamientos, aspiraciones y necesidades específicas de las mujeres y de los hombres, y que éstas han sido valoradas y favorecidas de la misma manera. No significa que hombres y mujeres tengan que convertirse en lo mismo, sino que sus derechos, responsabilidades y oportunidades no dependan de su sexo" .

LA EQUIDAD DE GÉNERO, implica una distribución justa de los beneficios, el poder, los recursos y las responsabilidades entre las mujeres y los hombres. El concepto reconoce que entre hombres y mujeres hay diferencias en cuanto a las necesidades prácticas y estratégicas y que estas diferencias deben abordarse con el fin de corregir desequilibrios entre hombres y mujeres. La equidad es el medio para lograr la igualdad de género.

«La DEMOCRACIA DE GÉNERO propone la construcción de otro tipo de relaciones democráticas y otro modelo democrático que incluya no solamente a las mujeres, sino que, más complejo aún, se rnodifique el posicionamiento de los hombres y se establezcan relaciones democráticas entre los géneros». LAGARDE, Marcela. Claves feministas para liderazgos entroñables. Ed. Horas y horas, Madrid 2005.

La BRECHA DE GÉNERO es la diferencia, que se puede observar (y muchas veces también medir), entre las mujeres y los hombres respecto de algunos indicadores socio-económicos importantes. Por ejernplo: la brecha salarial es el resultado de la discriminación en cuanto a la remuneración percibida por el trabajo realizado por mujeres y hombres. ANTOLiN, Luisa. lnforme La mujer, fctor clave para el desarrollo,2006

EMPODERAMIENTO DE LAS MUJERES. Término acuñado en Beijing para referirse al «aumento de la participación de las mujeres en los procesos de toma de decisiones y acceso al poder, así como la toma de conciencia del poder que individual y colectivamente ostentan las mujeres y que tiene que ver con la recuperación de la propia dignidad de las mujeres, y el fortalecimiento de sus propias potencialidades y capacidades». www.mujeresenred.net

NECESIDADES PRÁCTICAS. Hacen referencia a las condiciones de vida de las personas. Son claramente identificables y se puede responder a ellas a carto plazo. Varían según las personas y el contexto. Están directamente relacionadas con el acceso a los recursos. SON las necesidades básicas cotidianas (alimentos, vivienda, salud, ingresos, etc.)
* NOS SIRVEN para mejorar la calidad de vida de las mujeres, pero no necesariamente contribuye a reducir las desigualdades. No cambian los roles de género. Una condición necesarla para satisfacer intereses estratégicos.
Cuando se trabaja sobre estas suele hablarse de personas beneficiarias.
* ACCIONES CONCRETAS. Aumento de cualificación profesional, creación de centros de salud, atención a la infancia, etc.

INTERESES O NECESIDADES ESTRATÉGICAS. Se refieren a la posición que ocupan las mujeres y los hombres en las jerarquías sociales. Es complejo identificarlas y sus resultados solo se ven a largo plazo. Son comunes a un grupo o comunidad. No solo se refieren al acceso, si no al control de los recursos y sus beneficios.
Son necesidades surgidas de las posiciones de subordinación social, su objetivo es la transformación social (distribución equitativa de las responsabilidades familiares, autonomía e independencia económica, incremento de las oportunidades de educación y formación, acceso equitativo a puestos de representación, de toma de decisiones y de gobierno, etc.)
* NOS SIRVEN para transformar las relaciones de desigualdad y las estructuras que subordinan a las mujeres. Generar el empoderamiento de las mujeres, promover su participación en la toma de decisiones transformándolas en agentes activos de sus proyectos de vida. Facilita relaciones más equilibradas entre hombres y mujeres. Promueve la participación de hombres en ámbitos o aspectos tradicionalmente femeninos como los cuidados o la expresión de los sentimientos. Para garantizar la igualdad y un desarrollo equitativo y sostenible
* ACCIONES CONCRETAS. Concienciación, talleres de empoderamiento, autoestima, liderazgo, redes de apoyo, cambios legislativos, incidencia política, acciones positivas, etc.

Fuente: extracto del artículo "lmportancia e implicaciones de la transversalización del Enfoque de Género", de Ángela María Díaz Pérez -Antropóloga, Especialista en Cooperación Internacional de Desarrollo. Doctora en Género y Políticas de Igualdad. Docente e Investigadora de la UNAB (documento completo aquí)

 

Por Beatriz Nofal.
Se lanzó el "Women 20" (W20) o "Mujeres 20" en Argentina, el 11 de diciembre de 2017, como la agenda de crecimiento inclusivo y el desarrollo equitativo del G20. La diputada nacional por Cambiemos Susana Balbo y la empresaria Andrea Grobocopatel asumieron la presidencia del "W20" y presentaron la estructura de trabajo para 2018. Este grupo de afinidad es uno de los siete que atravesarán todo el foro. Este lanzamiento tiene una singular importancia para el programa de crecimiento inclusivo del G20, en el cual la agenda de empoderamiento económico de la mujer es un pilar central. Esta agenda también será clave en 2018, bajo la presidencia de Argentina del G20, a fin de construir consensos para un desarrollo equitativo y sostenible, tal como lo indica el lema anunciado por el presidente Mauricio Macri para orientar la labor del año próximo.

El empoderamiento económico de la mujer es un factor determinante para estimular el crecimiento inclusivo y sustentable, como lo es también para un desarrollo equitativo. En los países emergentes no habrá una reducción significativa de la pobreza sin un progreso real, más acelerado, en el empoderamiento económico de la mujer y en la reducción de la brecha de su participación en el mercado laboral.
La inclusión laboral, financiera, y digital de la mujer, así como la igualdad de género, serán temas centrales de la labor del W20 en 2018, durante la presidencia de Argentina de G20. La labor del W20 en 2018 será liderada por Susana Balbo como "chair" y Andrea Grobocopatel como "co-chair". La inclusión laboral, financiera, y digital de la mujer, así como la igualdad de género, serán temas centrales de la labor del W20 en 2018, continuando la excelente labor realizada por G20 y W20 en 2017 bajo la presidencia de Alemania, y la labor que W20 viene realizando desde 2015 cuando fue constituido durante la presidencia de Turquía y continuado en 2016 bajo la de China.
El nuevo liderazgo del W20 de Argentina planea asimismo incorporar como eje de análisis la inclusión y el desarrollo de la mujer rural, dada la importancia del sector agroalimentario en nuestro desarrollo, en el de la región de América Latina, como también en la trayectoria futura del desarrollo económico de otras economías emergentes, como las de África e India.

La labor del G20 convoca no solo a los gobiernos de los países que lo integran, apoyados técnicamente por los organismos internacionales (FMI, BM, OCDE, ONU, OIT), sino también a diferentes actores, representantes y organizaciones de la sociedad civil. Estos son los llamados "engagement groups" o "grupos de afinidad" e incluyen mujeres (W20), empresas (B20), trabajadores (L20), investigadores (T20), científicos (S20), jóvenes (Y20) y organizaciones no gubernamentales (C20).
El G20 tiene así estructurado el diálogo con estos grupos de afinidad de la sociedad civil. Dada la complejidad de los desafíos actuales en el mundo, la visión compartida subyacente es que la resolución de los desafíos nos involucra a todos: es decir, se requiere de una "poli-gobernanza".
Una de las metas cuantitativas del G20 es el compromiso de reducir un 25% de la brecha de participación de la mujer en el mercado laboral para 2025. El G20 se ha dado solo dos metas cuantitativas. Una de ellas es el compromiso de reducir un 25% de la brecha de participación de la mujer en el mercado laboral para 2025. Si bien hay progresos en este sentido, los avances se están dando "despacito", como dice la canción, y por ello se necesitan iniciativas adicionales para asegurar el cumplimento de dicha meta.

Durante el primer semestre de 2017, bajo la presidencia de Alemania, desempeñándome entonces como sherpa de Argentina para G20 y con la responsabilidad de continuar esta agenda en la presidencia de Argentina en 2018, acordamos tres iniciativas claves para avanzar, las que fueron finalmente decididas y comunicadas por los líderes de G20 en la Cumbre de Hamburgo en julio de 2017.
- 1. La primera iniciativa es la creación del Fondo de Mujeres Emprendedoras de los países Emergentes, o iniciativa "We-Fi", hospedada por el Banco Mundial, y que se canalizará asimismo a través de los Bancos Regionales de Desarrollo. Esta iniciativa es un hito fundamental a nivel global para la inclusión financiera de la mujer, incrementando el acceso al crédito y al capital para las mujeres emprendedoras y aquellas que lideran empresas pymes en los países emergentes. La iniciativa también contempla complementariamente la construcción de habilidades de la mujer empresaria y la capacitación de la mujer emprendedora. El Fondo "We-Fi" se lanzó por el Banco Mundial en octubre 2017 en Washington DC, y a la fecha llevaba integrado un capital de alrededor de USD 400 millones, aspirando a integrar un capital total de USD 1 billón. Ya hay un primer llamado a propuestas para que los Bancos Regionales de Desarrollo presenten sus planes y propuestas para desembolsar estos fondos, en alianza con otras instituciones financieras, educativas, y organizaciones de la sociedad civil de los países emergentes.
- 2. Una segunda iniciativa importante fue relativa a la inclusión digital a fin de reducir la brecha digital de género, acordándose el lanzamiento de una plataforma orientada a la capacitación y el desarrollo de habilidades digitales de niñas y adolescentes ("e-skills for girls"), con foco en países emergentes. Estas habilidades digitales son fundamentales para la inclusión laboral y la movilidad social en un mundo de rápido cambio tecnológico. Es de esperar que otras iniciativas similares o relacionadas puedan ser acordadas durante la presidencia Argentina de G20 ya que la primera prioridad que anunció el presidente Macri es la relativa al futuro del trabajo.
- 3. Una tercera iniciativa consensuada es la creación de un Grupo de Mujeres Líderes de Empresas de los países miembros de G20, el denominado "Women Business Council Taskforce", quienes se reunirán solo en 2018 a fin de proponer a los gobiernos cómo avanzar más rápida y efectivamente en la inclusión de la mujer en el mercado laboral y en su empoderamiento económico. Este grupo debe elevar sus recomendaciones directamente a los presidentes y jefes de Estado del G20 durante la Cumbre a realizarse en Buenos Aires el 30 de noviembre y 1 de diciembre de 2018. Está pendiente el lanzamiento e integración de este grupo, el "Women Business Council Taskforce".

La labor del W20 en 2018, que comenzó el 11 de diciembre de 2017, convocará a organizaciones de mujeres de la sociedad civil y organizaciones de mujeres emprendedoras de los países miembros de G20, y de los países invitados, Chile y Países Bajos. La tarea culminará en una Reunión Cumbre, que tendrá lugar del 1º al 3 de octubre de 2018 en Buenos Aires, la que además probablemente reúna a mujeres destacadas del ámbito económico, político y cultural internacional y nacional. Sin duda, esta es una gran oportunidad y una gran responsabilidad. Debemos aprovecharla y ampliar su alcance y participación para llegar con estos ejes de trabajo a mujeres de todo el país y de la región.
sic Adaptación de Infobae

- - - - -

La Agenda de Género atraviesa el G20 en 2018, 25 de Enero de 2018.
El presidente argentino reafirmó en el Foro Económico Mundial de Davos que la temática de la mujer cruzará todos los temas que trate el foro este año.

El Presidente de la Argentina, Mauricio Macri, afirmó hoy que el género estará presente en toda la agenda del G20 2018.
“Tendremos un enfoque transversal con respecto al género durante el G20”, dijo Macri en conferencia de prensa en el Foro Económico Mundial (WEF) que se celebra en la ciudad suiza de Davos. “Debemos seguir trabajando y la mejor manera es debatir y encontrar herramientas que nos ayuden a todos”, sostuvo.

En la intensa agenda sobre el G20 en el WEF, el enfoque de género tuvo un lugar predominante. El presidente trató el tema con varias líderes internacionales como Ángela Merkel, canciller alemana; Sheryl Sandberg, directora ejecutiva de Facebook; la reina Máxima de los Países Bajos, y con Malala Yousafzai, Premio Nobel de la Paz, con quien se encontró esta mañana. Con Merkel hablaron sobre el Women 20, el Grupo de Afinidad vinculado al G20 que nuclea a organizaciones de mujeres, y sobre la importancia de que la agenda de trabajo propuesta durante la presidencia alemana del G20 en 2017 tenga continuidad. Con la reina Máxima de los Países Bajos coincidieron sobre la importancia de que el W20 tenga una presencia protagónica en todos los espacios de discusión y toma de decisiones.
En paralelo, la Primera Dama argentina Juliana Awada participó en varios de estos encuentros y destacó la importancia de que las mujeres tengan una presencia activa en todos los espacios. En el encuentro con Sandberg, de Facebook, invitó a la ejecutiva a participar del W20, “sumando su visión y experiencia en todo lo relacionado con la inclusión laboral, financiera y digital”. Awada también participó de un desayuno de trabajo dirigido a mujeres líderes de todo el mundo. El diálogo en la Casa Argentina fue liderado por Andrea Grobocopatel, copresidenta del W20, y participaron, entre otras, Alyse Nelson (Vital Voices), Julie Teigland (EY Alemania), Rebeca Grynspan (SEGIB), Margarita Dreyfus (Louis-Dreyfus), Pía Mancini (Democracy Earth), Angelica Huber-Strasser (KPMG) y Patricia Villela Marino (Humanitas 360).

El objetivo del encuentro fue abrir el diálogo internacional para potenciar el trabajo de la actual presidencia del W20, orientado a la elaboración de recomendaciones en políticas públicas que promuevan mejoras concretas en la autonomía económica de las mujeres. “Cuanto más discutamos juntas, más ideas van a surgir para empoderar a la mujer. Si las mujeres crecen, tendremos mejores empresas y mejores sociedades. El objetivo es lograr un cambio y no esperar más tiempo”, sostuvo Grobocopatel. La Primera Dama argentina coincidió. “Es importante que todas nos involucremos en el trabajo del Women 20 porque es una oportunidad de llevar a los líderes del G20 nuestra voz y generar avances en el empoderamiento de las mujeres y la igualdad de género”, sostuvo Awada.

El género en la Visión de la Presidencia Argentina del G20. La importancia de la mirada transversal de la perspectiva de género en toda la agenda del G20 ocupa un lugar destacado en el documento de la Visión de la Presidencia Argentina: “Sabemos que la única manera de alcanzar un verdadero desarrollo equitativo y sostenible es asegurando que tanto las mujeres como los hombres se beneficien por igual. Impulsaremos el empoderamiento de las mujeres, la eliminación de disparidades de género en el empleo, la ciencia, la tecnología y la educación, y la protección contra todas las formas de violencia basadas en género”. Más información sobre la Visión oficial.